Menú principal Ver contenido
Go Top

Vertido de las aguas contaminadas de Fukushima

#Destacados l 2022-07-30

Noticias

ⓒYONHAP News

Tras la aprobación el día 22 del plan para el vertido al mar de las aguas residuales de la Central Nuclear de Fukushima por la Autoridad Reguladora Nuclear de Japón, se ha incrementado aún más el rechazo a dicho plan en Corea del Sur. Seúl ha exigido al vecino país una exposición transparente de toda la información relacionada al mismo, así como medidas responsables para garantizar un tratamiento seguro de aguas radiactivas.

Conforme con el plan de vertido avalado por las autoridades de Tokio, las aguas de Fukushima serán pasadas por el ALPS -un Sistema Avanzado de Procesamiento de Líquidos propuesto por TEPCO, la Compañía Eléctrica de Tokio- y luego diluidas con agua de mar para finalmente ser expulsadas al océano. El ALPS es un sistema de bombeo y filtración que utiliza una serie de reacciones químicas para eliminar 62 radionúclidos del agua contaminada, sin embargo no es capaz de eliminar el tritio.

Siguiendo plan aprobado por la Autoridad Reguladora Nuclear de Japón, las aguas residuales serán vertidas por un canal submarino ubicado a un kilómetro del primer reactor de la central de Fukushima. Se prevé que el vertido comenzará en el primer trimestre de 2023, aunque el calendario está sujeto a cambios en vista de la fuerte oposición por parte de las organizaciones de pescadores locales. 

Por lo pronto, las autoridades de Tokio alegan que el plan es perfectamente seguro. No obstante, su explicación es insuficiente como para calmar las críticas surgidas dentro y fuera de Japón. 

La ONG Green Peace advirtió el mismo día que el plan fue ratificado por la Autoridad Reguladora Nuclear del país vecino, que el Gobierno japonés no presentó fundamentos científicos que avalen la seguridad del vertido y llamó a realizar una evaluación de impacto medioambiental, conforme a lo indicado en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. También afirmó que en los pescados y frutos marinos originarios de Fukushima son detectados ya elevados niveles de cesio y es más que obvio que el vertido agravará tal contaminación, ocasionando daños catastróficos al sector pesquero tanto japonés como surcoreano.

En Corea, la región en la que existe el mayor rechazo al plan de vertido es Jeju, donde se estima que el impacto llegará antes que a cualquier zona de la península coreana y los mares que la rodean. Al respecto, la Acción Antinuclear y contra la Crisis Climática de Jeju hizo el día 26 un llamado a Tokio a desistir del vertido, advirtiendo de que si las aguas residuales de Fukushima son expulsadas en la primavera de 2023 al océano, estas alcanzarán las costas de Jeju en la segunda mitad de ese año. Mientras tanto, la organización local exigió al Gobierno surcoreano movilizar todos los recursos diplomáticos posibles para solucionar este problema, que a la larga puede perjudicar el medio ambiente marino de todo el planeta.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >