Menú principal Ver contenido
Go Top

Buan: impresionantes accidentes geográficos y patrimonios culturales

#Destino Corea l 2024-01-17

Corea a Diario

ⓒ Getty Images Bank
El primer lugar a visitar es Chaeseokgang, un sitio donde se combinan acantilados marinos y rasas mareales, y el paisaje completo es posible apreciar solo en marea baja porque las rasas permanecen bajo el agua en marea alta y durante los procesos de flujo y reflujo. De ahí es importante que el visitante esté bien informado sobre el horario de mareas, si desean caminar sobre la rasas mareales y ver de cerca los acantilados, que son los paredones que caen más o menos verticales sobre el mar cuyo génesis está supeditada a la presencia de relieves en la orilla marina y su evolución está determinada por el oleaje. El punto climax de Chaeseokgang es una cueva formada con las rocas que fueron cayendo a medida que las olas iban socavando la base del acantilado. Lo que más se recomienda es disfrutar de la puesta del sol desde el interior de la cueva teniendo la silueta de la abertura como marco de esa hermosa pintura que ofrece la naturaleza con los colores del atardecer.

ⓒ Getty Images Bank
Otro accidente geográfico que vale la pena conocer en Buan es Jeokbyeokgang, un conjunto de diaclasas tipo disyunciones columnares formadas por el enfriamiento de masas de lava o magma superficiales que son encontradas en la isla de Jeju. Su denominación, Jeokbyeokgang, deriva -por el color que presenta- de los “Acantilados Rojos” de China, donde se estima se desarrolló una batalla decisiva en el contexto de finales de la dinastía Han, registrada en la historia como batalla de Chibi. Pues Jeokbeok significa “paredes rojas”. 

ⓒ BUAN-GUN, YONHAP News
El tercer sitio donde es posible apreciar la exuberante naturaleza de la que está dotada la localidad de Buan es el Parque Ecológico de Humedales de Julpoman. Los Humedales de Julpoman están inscritos en la Lista Ramsar, por ende protegidos internacionalmente y destacan por incluir una amplia superficie húmeda cubierta no solo de juncos y flores, sino también de plantas llamada en coreano como chilmyeoncho, de color rojo, que pertenecen a un género de especies fanerógamas anuales y que crean en el lugar un panorama de lo más dramático.

ⓒ Getty Images Bank
Si por un lado Buan exhibe grandes encantos naturales con accidentes geográficos que maravillan, por otro posee también importantes patrimonios culturales. Uno de ellos es Naesosa, un templo budista cuya construcción data de hace aproximadamente 1.400 años. La parte más impresionante es el camino de abetos de Manchuria, que desde la puerta de entrada se extiende a lo largo de unos 600 metros. Asimismo son consideradas las mejores de Corea las decoraciones del tejado de Yeonhwamun, la puerta del edificio principal del templo, donde están talladas unas flores de loto de la manera más detallada y artística. 

ⓒ BUAN-GUN
Es una visita obligada, especialmente para los amantes de la historia y el arte, el Museo de Celadón Verde de Buan, que reúne algunas de las piezas más destacadas de ese tipo de cerámica creadas durante los tiempos del reino de Goryeo. El museo y su colección corroboran la fama que tuvo Buan en aquellas épocas como el mayor centro de producción de objetos de celadón verde para la realeza y la aristocracia de Goryeo.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >