Menú principal Ver contenido
Go Top

The Roundup: castigo (범죄도시4)

#Cine en la Radio l 2024-04-25

Cine en la Radio


The Roundup: castigo (범죄도시4)

‘The Roundup: castigo’ es la cuarta entrega de la franquicia de acción más exitosa del cine coreano que sigue las aventuras del invencible y súper fornido detective Ma, interpretado por el actor Ma Dong Seok, quien entre el público internacional es mejor conocido como Don Lee. Una película perfectamente comercial y entretenida, donde su icónico personaje -el detective Ma- encuentra un nuevo grupo de maleantes a los que golpear. 

Hasta antes de ‘The Roundup: castigo’ el detective Ma se ha enfrentado a usureros, secuestradores y traficantes de drogas. Esta vez, el asesinato con cuchillo de un joven coreano lo pone a perseguir a los operadores clandestinos de un negocio de juegos de azar en línea para llegar al líder de todo: el despiadado Baek Changgi y el cerebro detrás del negocio, Jang Dongcheol, un tipo físicamente débil pero con gran astucia criminal, quien no conforme con recaudar y lavar millones a través de su imperio de casinos ilegales, busca lanzar su propia criptomoneda. 

En esta película, su realizador, Heo Myeong Haeng demuestra -en efecto- ser un director de acción muy eficiente, mientras que Lee Sung Je a cargo de la fotografía tiene un instinto infalible para colocar la cámara donde mejor pueda explotar el contraste entre la velocidad de los movimientos de Don Lee y el estoicismo resignado en su expresión facial, con un ángulo inteligentemente pensado para dar a entender al público que hay gran cantidad de sangre en la escena, sin enfocar directamente yugulares cortadas o heridas abiertas en el pecho.

Ma Dong Seok, por su parte, fue una de las mejores cosas de la película ‘Eternals’ de Marvel, pero su apuesta por el estrellato de Hollywood fue incluso neutralizada por el intenso carisma del personaje que interpreta en ‘The Roundup’. Aquí pregunta “¿Qué vas a hacer, untarme mermelada?” cuando su adversario agarra un cuchillo de mantequilla, el objeto que encuentra más cerca de él y que pudiera usar como arma. Así, lejos del modelo risueño de John McClane de la saga ‘Die Hard’, su expresión se muestra menos como una burla que como una reprimenda amable y consternada. No está enojado con su oponente, pues lo suyo es más bien sarcasmo y decepción, porque las leyes de Corea excluyen las armas de fuego de la ecuación, y los cuchillos son el siguiente truco más cobarde al que uno puede recurrir dañando la pureza de la acción en una pelea a puñetazos.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >