Menú principal Ver contenido

Mercado Gwangjang

#De Ruta por Corea l 2019-09-12

Corea a Diario

© YONHAP News

Si son amantes de las comidas callejeras, su destino ideal en Seúl es sin duda el Mercado Gwangjang, famoso por ofrecer -en sus infinitos puestos de comida- auténticas delicias y sabores tradicionales de la cocina coreana. 

Abierto al público en el año 1905, se ubica en pleno centro de la ciudad, en el distrito Jongno. Desde sus orígenes, este mercado siempre fue un paraíso de comidas ricas. Muchos de los primeros puestos de comida siguen estando abiertos a día de hoy, ofreciendo la misma receta generación tras generación. Esta opción de poder disfrutar de auténticas comidas tradicionales hizo que con los años, el Mercado Gwangjang fuera ganando popularidad entre locales y extranjeros, hasta convertirse a día de hoy en uno de los más representativos e importantes del país. 

El mayor atractivo de este lugar es su increíble oferta gastronómica, con miles de delicias por todo el recinto. Allí podrán degustar casi todos los platos típicos coreanos, desde las comidas callejeras más famosas, como ´tteokbokki (pasteles de arroz con salsa picante)´, ´eomuk (tortillas de pescado)´ o ´sundae (morcilla coreana)´, hasta otras menos habituales como ´jeon´, una especie de tortillas coreanas imprescindibles en las festividades de Seollal y Chuseok. Existen diversas variedades en función de su ingrediente principal, pero las más comunes son cerdo, pescado y vegetales. Aparte de estos platos, también es muy recomendable probar ´bindaetteok (panqueque de frijol mungo´, ´sannakji (tentáculos de pulpo vivo)´ y ´yukhoe (carne de res cruda)´. En primera instancia puede parecerles de lo más raro, pero con algo de valor podrán descubrir los sabores más exquisitos de la cocina coreana


© YONHAP News

Además, el Mercado Gwangjang no solo ofrece comida. Además de ser un paraíso para los foodies, es también la meca del vintage. Entrando al fondo del mercado hay una galería con más de cien tiendas de ropa de diseños originales y únicos, que básicamente proceden de Estados Unidos, Europa y China. También hay numerosas tiendas de ropa antigua, que no se consigue fácilmente hoy día. De ahí que es muy frecuentado por celebridades y por aquellos que trabajan en la industria de la moda, así como por personas interesadas en prendas peculiares. Y lo mejor de todo es que su precio es realmente accesible, casi todo cuesta menos de 10 dólares, excepto los abrigos de invierno, que salen un poco más. Si tienen buen ojo, les aseguro que podrán rescatar productos de alta calidad e incluso de marcas de alta gama a precios increíbles.

Asimismo, el mercado es lugar de visita obligada para las parejas que están por casarse, ya que allí se concentran muchos locales dedicados a confeccionar el traje tradicional coreano hanbok, así como de artículos del hogar y productos de seda para regalar a la familia del novio antes de la boda.  Aunque en la actualidad, los jóvenes ya no se visten de hanbok para casarse, los padres todavía mantienen la tradición de llevar estos trajes a la ceremonia matrimonial. 

En fin, el Mercado Gwangjang es un espacio perfecto para conocer la vida de los coreanos, además de acercarse un poco más a una cultura que, posiblemente para los occidentales, sea un poco desconocida.


¿Cómo llegar?

La forma más fácil es bajar en la estación Jongno 5(o)-ga de la lína 1 del metro y salir por la salida número 7. 

Esperando que hayan disfrutado de este recorrido por el Mercado Gwangjang, Lucas Kim se despide de ustedes. Hasta la próxima! Chao~

Contenidos recomendados