Menú principal Ver contenido

Disfrutar del otoño en Seúl

#De Ruta por Corea l 2019-11-14

Corea a Diario

© YONHAP News

Uno de los lugares de Seúl donde mejor se puede disfrutar ese paisaje de otoño es Namsan Dulle-gil, una ruta de senderismo que rodea el monte Namsan. Es un camino de 7,5 km, divido en cinco tramos, con diversas temáticas y atracciones que deleitan a los paseantes en todo el recorrido. 

El punto de partida es el periférico norte, una amplia ruta de senderismo exclusiva para peatones. Siendo el tramo más largo y fácil, es un rincón bello  durante todo el año, pero especialmente en primavera y otoño, cuando llegan los festivales de flores de cerezo y los arces rezuman estrellitas rojas. 

Pasando por el periférico norte, llegarán al camino del jardín silvestre repleto de flores a lo largo de su extensión. También alberga un pinar bautizado como ¨Paldo Sonamu Danji¨, que cuenta con una colección de 80 pinos llegados de las ocho provincias que comprenden el país. Si les apetece hacer un alto en el camino, pueden sentarse en los bancos dispersos por cualquier parte, para disfrutar del bello paisaje y la tranquilidad de la naturaleza. 

Siguiendo por el camino del ecosistema natural, un tramo con cuestas bastante pronunciadas, llegarán al sendero de la historia y la cultura. Esta ruta les llevará hacia algunos de los rincones más interesantes de la capital, tales como la Sala Memorial de An Jung Geun (prócer por la independencia de Corea), la Biblioteca de Namsan o la Muralla de Seúl Hanyangdoseong, invitándoles a explorar más a fondo la historia y la cultura de Corea del Sur. 

Tras completar este recorrido, no se olviden de visitar el famoso Pabellón Palgakjeong, en la cima del monte Namsan, pues se quedarán maravillados de la increíble vista panorámica de la ciudad, extendida a sus pies, en armonía con los montes verdes y los rojos y dorados del otoño. 


© YONHAP News

Otra joya verde que se esconde en pleno Seúl es el Parque Forestal de la Línea Gyeongui. Creado como parte de un proyecto de regeneración del ferrocarril, este parque ofrece a los residentes locales y a los habitantes de la capital, una zona natural para pasear y disfrutar del sol y los árboles. Con una extensión de 6,3 km, va desde la estación de metro de Gajwa a la de Parque Hyochang, casi llegando a Hongdae, pasando por delante de la Universidad de Sogang y del barrio Gongdeok. 

Se trata de un camino forestal con gran cantidad de árboles y césped, donde los coreanos incluso acampan cuando hace buen tiempo. El parque también está repleto de bancos, fuentes, equipos para hacer gimnasia y, por si todo esto no fuera poco, conserva algunos tramos de la vía original del tren y hasta un riachuelo, creando un ambiente nostálgico. 

El tramo más popular es el que se extiende entre la estación de Hongdae y Gajwa, pues en su recorrido hay varias tiendas peculiares, además de cafeterías y restaurantes, que son todo un deleite para el paladar y los ojos. Por eso, cada fin de semana se abarrota de gente que quieren pasar un día distinto, al disfrutar de lo urbano y lo natural al mismo tiempo. 

Pero si prefieren un ambiente tranquilo, mejor ir hacia la estación Gajwa, pues allí el espacio es más reservado para los residentes locales, por lo que reina un ambiente más sereno y pacífico. Además, alberga una maravillosa alameda de gingko que con sus brillos dorados destila un paisaje otoñal de ensueño. 

Contenidos recomendados