Menú principal Ver contenido

Agencia de control de enfermedades

#Destacados l 2020-06-20

Noticias

ⓒYONHAP News

El Gobierno surcoreano confirmó esta semana el plan de elevar de rango al Centro de Control y Prevención de Enfermedades para convertirlo en agencia nacional con competencias independientes y crear bajo su tutela una red de unidades regionales de respuesta ante enfermedades. Asimismo, el Instituto Nacional de Salud, cuya posición fue motivo de polémica, será ampliado y reformado, quedando como entidad subordinada a la nueva Agencia de Control de Enfermedades, pero bajo un nuevo nombre: Instituto Nacional de Investigación sobre Enfermedades Infectocontagiosas.

Actualmente, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades depende del Ministerio de Salud y Bienestar, y carece de facultades de decisión propia, ya sea en términos de prespuesto o de gestión de recursos humanos. De ahí que no puede ejecutar gastos por su cuenta ni tampoco contratar el personal que necesita según su elección, limitándose a cumplir meramente la función de “órgano ejecutor” de las políticas establecidas por el Ministerio de Salud y Bienestar.

En realidad, la falta de competencias de esta entidad ya fue criticada en numerosas ocasiones. Incluso hubo propuestas de darle mayor autonomía y poder para diseñar e implementar sistemas de respuesta a largo plazo contra enfermedades infectocontagiosas. Sin embargo, ninguna resultó en un plan concreto, hasta que la necesidad de dicho cambio se agudizó ante la pandemia del COVID-19. 

El actual Centro de Control y Prevención de Enfermedades nació en 2004. Desde entonces se planteó repetitivamente la necesidad de elevarlo de rango y otorgarle una mayor independencia y mayor grado de profesionalidad. Esta exigencia aumentó cuando brotó en Corea del Sur una crisis sanitaria debido a la propagación del MERS, no obstante los cambios solo llegaron internamente. 

De las nuevas competencias que tendrá la nueva Agencia de Control de Enfermedades, las más destacables son aquellas relacionadas a presupueto y gestión de recursos humanos, pues permitirán sobre todo contratar a más especialistas y mejorar la profesionalidad de la entidad, acallando las críticas de que no contaba con suficiente equipo de médicos o expertos en epidemiología dentro de su personal. También supone un cambio radical -aunque positivo- la creación de una red de unidades regionales de respuesta a las enfermedades, que facilitará la aplicación temprana y por zonas de las medidas más adecuadas ante emergencias sanitarias.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >