Menú principal Ver contenido

Un año de veto comercial de Tokio hacia Seúl

#Economía Hoy l 2020-07-06

Economía Hoy

ⓒ YONHAP News

El pasado julio, las autoridades niponas decidieron limitar las exportaciones a Corea de tres bienes clave para la producción de semiconductores. Las tensiones entre ambos vecinos aumentaron cuando Japón decidió, el pasado 28 de agosto, excluir a Corea de su lista blanca de países preferentes para exportar. Los sondeos publicados entonces estimaban que el veto comercial de Japón provocaría un recorte del 2,8% en las ventas de las compañías coreanas y una caída del 1,9% en beneficios operativos. Pese a las preocupaciones iniciales que auguraban daños al sector y posibles interrupciones en la cadena de producción, la industria surcoreana ha logrado impulsar el desarrollo a nivel nacional de materiales, piezas y equipamiento y reducir la dependencia del exterior. La alta dependencia de materiales japoneses preocupaba al sector de semiconductores coreano, por si obligaba a retrasar o suspender la producción. Pero un año después, no han surtido efectos tan negativos, pues han permitido diversificar proveedores o reemplazar esos bienes por otros de producción nacional. En el caso del fluoruro de hidrógeno, ahora lo abastecen empresas nacionales o terceros países, reduciendo notablemente la dependencia de Japón. De hecho, en una encuesta realizada por la Federación de Industrias Coreanas (FKI) entre 149 importadoras de bienes japoneses, la mayoría respondió haber mejorado su competitividad, especialmente en el caso de fabricantes de semiconductores, pantallas, componentes electrónicos, computadoras y equipos de sonido y telecomunicaciones.


Las restricciones de Tokio a la exportación de bienes estratégicos hacia Corea del Sur fueron vistas por Seúl como una represalia a un dictamen de la Justicia surcoreana, que ordenaba a varias empresas japonesas indemnizar a las víctimas de explotación laboral durante la Segunda Guerra Mundial. En tanto, el boicot contra productos japoneses como respuesta a las restricciones comerciales, también ha afectado negativamente a las marcas japonesas de sectores como moda, alimentos, turismo y automóviles, obligando incluso a algunas a cerrar sus negocios en Corea. La economía coreana aún tiene por delante varios temas de importancia por resolver, pues su industria aún depende de muchos materiales japoneses para fabricar sus productos. Tampoco se descarta que Japón amplíe las restricciones a otros sectores si empeoran las relaciones entre ambos países.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >