Menú principal Ver contenido

La música chamánica

#Al son de Corea l 2020-08-12

Al son de Corea


El chamanismo no siempre despertó opiniones positivas. En el período Joseon, se lo consideró como una creeencia engañosa que atentaba contra del bienestar común. Posteriormente, con la introducción del Cristianismo y de la cultura occidental, fue tachado de primitivo y supersticioso. Por esta razón, se perdió casi por entero la práctica de celebrar ritos chamánicos o gut, aunque afortunadamente algunos de ellos han sido preservados como patrimonios culturales intangibles de la nación. En la actualidad, se reconoce al chamanismo como una religión autóctona y como una gran fuente de inspiración para las artes tradicionales. Hoy conoceremos varias canciones folklóricas de la región de Seúl y la provincia de Gyeonggi que tienen sus raíces en la música chamánica. El primer tema es “Changbu Taryeong”, en donde “changbu” alude a los músicos que tocaban durante los ritos chamánicos o gut. En Corea, la mayoría de los chamanes eran mujeres y ellas lideraban los ritos, cantando y danzando, mientras que los hombres o “changbu” se ocupaban de tocar los instrumentos musicales. La canción “Changbu Taryeong” tiene su origen en la parte de los ritos chamánicos en que los músicos le rezaban a su dios para pedirles protección y buena fortuna. Con el tiempo, los cantantes profesionales tomaron la melodía y le cambiaron la letra, transformándola en una canción que habla de las alegrías y los sinsabores del amor y de la vida. 

“Changbu Taryeong” - Jin Yeon Hwa 


La siguiente canción que escucharemos lleva el simple título de “Canción”. Reconocerán la melodía porque es muy similar a la del “Changbu Taryeong” que acabamos de escuchar; lo que cambia fundamentalmente es el ritmo. Se cree que la canción data de fines del período Joseon. Posiblemente la canción nació cuando los chamanes modificaron el “Changbu Taryeong” y le dieron mayor solemnidad con el fin de interpretarlo en el ámbito del palacio real. La letra dice lo siguiente: “Vasallos leales llenan la corte; hijos e hijas devotas llenan los hogares. Hay armonía entre los hermanos y felicidad en las familias. Cuando los amigos son fieles y el rey es sabio, reinan la paz y la prosperidad durante generaciones”. 

“Canción” - Lee Hee Wan   


La última canción que escucharemos es “Daegam Nori”, que se cantaba en los ritos chamánicos con el fin de complacer a los dioses más importantes, que recibían el nombre de “daegam”. Entre ellos estaba, por ejemplo, Teojudaegam, el dios que protegía los hogares; o Dodangdaegam, el dios que protegía las aldeas. Los dioses chamánicos son divinidades de voluntad muy voluble, por lo que se ofenden y complacen muy fácilmente. La mejor manera de complacerlos es ofreciéndoles gut o ritos chamánicos, que consisten básicamente en generosas ofrendas de alimentos e interminables danzas, cantos y música con los que se busca conmoverlos y entretenerlos. Una vez ganada la buena voluntad de los dioses de este modo, se supone que recompensan a los hombres con salud y buena fortuna. Los músicos profesionales intensificaron los elementos artísticos y de espectáculo que tienen los ritos chamánicos, convirtiéndolos con el tiempo en un género de las artes de actuación tradicionales. 

“Daegamnori” (“Daegamgeori”) - Kim Hye Ran

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >