Menú principal Ver contenido

Canciones de barcos

#Al son de Corea l 2020-10-28

Al son de Corea


Su Shi, más conocido por su seudónimo literario Dongpo, fue uno de los poetas chinos más importantes del siglo XI, en la época de la dinastía Song. Ocupaba un alto puesto del gobierno cuando escribió un poema criticando las reformas de Wang Anshi, cuya política era la dominante en ese momento. Eso provocó que fuera desterrado a Huangzhou, en la provincia de Hubei, donde le confirieron un cargo administrativo meramente nominal, pues no recibía paga alguna por su función. Viéndose en la pobreza, se construyó una pequeña cabaña a la que llamó Dongpo, Colina Oriental, que luego adoptó como su seudónimo. Durante los años de su exilio entre 1080 y 1086, compuso sus obras poéticas más importantes. Una de ellas es “Los Acantilados Rojos”, que rememora la famosa batalla del mismo nombre que tuvo lugar en el año 208 en la época de los Tres Reinos. El poema comienza diciendo que se subió a una barca en compañía de un amigo que vino a visitarlo y navegó por la zona de los Acantilados Rojos. Era una noche clara de luna, tomaron licor y recitaron poemas, y fue tal la felicidad que los embargaba que se sintieron dueños del mundo. Esta escena idílica inspiró la composición de muchos poemas locales sobre los Acantilados Rojos. Empezaremos escuchando la musicalización de uno de ellos. Es un gagok para voz femenina.

“Imsuljichu” – Kim Yeong Ki


Los antiguos nobles eran muy aficionados a hacer viajes de recreo en barco. Hay un cuadro del pintor de la corte Kim Hongdo que se llama “La fiesta del gobernador de Pyeongyang”, que retrata el gran festejo que se organizó para celebrar el nombramiento del nuevo gobernador de esa ciudad. Allí se puede ver un barco grande y ricamente adornado que transporta el flamante gobernador, escoltado por decenas de barcos de distintos tamaños con músicos, cortesanas y miembros de nobleza. La fiesta transcurre durante la noche, pues se puede ver en la orilla a la gente de pueblo que porta antorchas para alumbrar la celebración. Aparte de esta ocasión especial, la nobleza disfrutaba en sus ratos de ocio haciendo paseos en barco y recitando poemas en compañía de la naturaleza. Para la clase plebeya, en cambio, los barcos no eran un recreo sino un medio de subsistencia. En los tiempos de Joseon, circulaban barcazas por el río Han desde Incheon hasta Seúl, que traían pescado y leña, y regresaban a su lugar de origen con productos que solo se conseguían en la ciudad. Mientras remaban río arriba, los barqueros cantaban las llamadas “Canciones de las barcas siseonbae”. 

“Canción de la barca siseonbae” - Kim Yong Woo


Seguramente no muchos se acuerden de los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, pero para los coreanos fue un hito muy emotivo e importante en su historia. En ese entonces hacía apenas treinta años que el país se había levantado de las cenizas de la Guerra de Corea y los coreanos estaban deseosos de mostrarle al mundo que eran un pueblo trabajador, pujante y lleno de futuro. La forma que se eligió en la ceremonia de clausura de esos Juegos para despedir a los invitados del mundo que habían estado presentes fue un barco que partía lentamente. Sobre la embarcación iba la maestra cantora Kim So Hee entonando la llamada “Canción del barco”, que es la canción que canta Sim Cheong cuando parte para ser sacrificada como ofrenda al dios del mar en el pansori “La canción de Sim Cheong”. La canción se popularizó muchísimo desde entonces y se ha integrado al repertorio de canciones folklóricas meridionales.

“Canción del barco” – Kim So Hee y otros

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >