Menú principal Ver contenido
Go Top

Libro Blanco de Defensa 2020

#Destacados l 2021-02-06

Noticias

ⓒYONHAP News

El Gobierno surcoreano presentó esta semana el Libro Blanco de Defensa 2020, actualizado con nuevos análisis sobre la fuerza militar de Corea del Norte, las deterioradas relaciones con Japón y el debilitado conflicto con China tras la instalación del sistema antimisiles THAAD en territorio surcoreano.

Sobre Corea del Norte, dicha publicación bienal contempla que aumentó a trece las unidades de misiles dependientes de las fuerzas especiales. Así, estima que Corea del Norte podría ahora tener desplegados otros proyectiles como los KN-23, referidos como “Iskander versión norcoreana”, misiles tácticos tierra-tierra ATACMS y misiles balísticos de alcance medio Hwasong-12; además de los misiles que ya operaba como Scud de entre 300 y 1.000 kilómetros de alcance, los Rodong, capaces de alcanzar objetivos a 1.300 kilómetros y los Musudan, de 3.000 kilómetros de alcance. 

La evaluación sobre la capacidad nuclear de Corea del Norte, en tanto, no es muy diferente de la incluida en la edición anterior, pues destaca la posesión por parte de ese país tanto de unos 50 kilogramos de plutonio para fabricar armas nucleares y una cantidad considerable de uranio altamente enriquecido, como un nivel bastante notorio para miniaturizar armas nucleares. Sin embargo, el Libro Blanco de Defensa 2020 no define ya más como “enemigo principal” a Corea del Norte, aún manteniendo que sus armas de destrucción masiva constituyen una amenaza a la paz y la estabilidad de la península coreana. Quizá por esto, el Gobierno surcoreano sea criticado por tener “demasiadas consideraciones” hacia Pyongyang.

Aparte de los análisis sobre Corea del Norte, los puntos que suscitan mayor polémica del Libro de Defensa son los relacionados con Japón, en particular la parte que lo describe como “país vecino con que Corea del Sur debe cooperar no solo a nivel bilateral, sino también para alcanzar la paz del noreste asiático y del mundo”. Una descripción claramente de menor rango que la que figuraba en la edición previa y que se refería a Japón como “vecino cercano geográfica y culturalmente” y “socio con que Corea del Sur debe cooperar para la paz y la prosperidad mundial”. Además, el Libro de Defensa critica la insistencia de los líderes políticos japoneses en reclamar el dominio sobre las islas Dokdo, los vuelos rasantes efectuados por aviones japoneses sobre un buque surcoreano en 2019 y los subsiguientes anuncios de Tokio tergiversando los hechos, y también las restricciones a la exportación a Corea del Sur.

De este modo, ambas partes, es decir tanto Seúl como Tokio, reflejaron en sus respectivos libros de defensa el retroceso de la confianza mutua. Pues el Gobierno japonés eliminó ya en julio de 2020 la expresión “amplia cooperación” al hablar de las relaciones militares bilaterales, expresión a la que ahora Corea del Sur respondió a su manera. En este contexto, la pregunta es qué pasará con la cooperación tripartita entre Corea del Sur, Estados Unidos y Japón, máxime ante la inauguración de la Administración Biden, que se aboca a mejorar las relaciones de Washington con los aliados.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >