Menú principal Ver contenido

Economía

Medidas contra el calentamiento inmobiliario

#Economía Hoy l 2019-07-15

Economía Hoy

© YONHAP News

El Gobierno considera limitar el precio del suelo para promociones privadas de apartamentos. Así lo dio a conocer la ministra de Asuntos Territoriales y Transporte, Kim Hyeon Mi, en sesión parlamentaria el 10 de julio, destacando la necesidad de retomar el sistema de precio máximo del suelo en promociones privadas de apartamentos. Las autoridades coreanas anunciaron en agosto de 2017 una serie de medidas para allanar el terreno para fijar un precio máximo a las viviendas en construcción de las constructoras privadas. La reforma del decreto fue aprobada en noviembre del mismo año, concluyendo los preparativos para implementar dicha medida. En Corea, los apartamentos nuevos suelen venderse antes de finalizar su construcción. En caso de aplicar el precio máximo, el Gobierno fija un tope considerando el valor del terreno, los costes de construcción y el beneficio que considera apropiado para la constructora. Actualmente, esta medida inmobiliaria se aplica solo a las viviendas públicas, por las estrictas regulaciones sobre los terrenos de propiedad privada. 


La tendencia alcista del precio de las viviendas de los últimos años es el motivo principal por el que Gobierno ha decidido rescatar el sistema de límite máximo de precios. De hecho, los precios de preventa de las promociones en construcción registraron en mayo de este año un aumento interanual del 12,54%, mientras que los precios de los apartamentos de segunda mano en Seúl subieron solo un 1,96% durante el mismo periodo. Por otro lado, algunos constructores valoran poner a la venta los apartamentos tras finalizar la construcción, y no durante la promoción, y subir el precio para esquivar la nueva regulación, pues así no estarían sujetos al nuevo sistema inmobiliario. La mayor preocupación de intentar controlar el precio de los solares para apartamentos privados o de las promociones de viviendas en construcción, es que podría reducir la calidad de los inmuebles, crear una falta de oferta y a largo plazo, volver a calentar el mercado de vivienda, generando otra burbuja inmobiliaria. Si en la reunión de Gabinete de este mes obtiene el visto bueno, podría entrar en vigor en septiembre. Pero el Gobierno también podría conceder un periodo de gracia o adoptar medidas adicionales para minimizar los efectos en el mercado, aunque como muy tarde se prevé que la activaría en octubre o noviembre. Pero lo relevante no es cuándo entrará en vigor el sistema de límite de precio máximo, sino cómo se aplicará.

Contenidos recomendados