Menú principal Ver contenido

Economía

Chunzam Bio, gusanos de seda para salud y piel

#Líderes en innovación l 2019-09-09

Economía Hoy

© ChunZam Bio

Chunzam Bio, ha acaparado la atención de los consumidores al fabricar y desarrollar productos derivados de aminoácidos de gusanos de seda. El inicio de la empresa coreana se remonta a 1983 cuando su presidenta Cho Moon Ja, leyó por casualidad una tesis sobre las proteínas de los gusanos de seda. Entonces pensó que podría ofrecer una amplia gama de aplicaciones y beneficios para la salud, y tuvo la idea de desarrollar productos utilizando las proteínas presentes en los capullos de seda. El nombre de la empresa Chunzam, significa larva de polillas de seda que se alimenta de hojas de roble. Cabe destacar que los gusanos de seda crecen en un entorno limpio y son ricos en proteínas. En concreto, las larvas de gusano de seda poseen un alto valor nutritivo, y  pueden considerarse un recurso muy valioso, casi inagotable, que permite desarrollar numerosos productos. En definitiva, son una excelente fuente de proteínas.


© ChunZam Bio

Son tantos los beneficios de los gusanos de seda que también suelen llamarlos “insectos llegados del cielo”. De hecho, desde la antigüedad fueron empleados en la industria textil y actualmente la sericicultura, es decir, la cría de gusanos de seda, proyecta múltiples y prometedoras aplicaciones en la bioindustria. Estos insectos lepidópteros tienen un alto valor nutritivo, ya que poseen un contenido total de proteínas en peso seco del 56%. La proteína extraída de los capullos también posee propiedades beneficiosas para curar heridas y eliminar bacterias. Además presenta buena biocompatibilidad con el ser humano, de modo que son utilizados para fabricar huesos y tímpanos artificiales. Chunzam Bio ha sido la segunda empresa del mundo en separar y extraer con éxito 18 tipos de aminoácidos naturales de los gusanos de seda. Así, ha lanzado varios productos al mercado basados en estos compuestos, entre los que destaca el jabón de seda natural que ayuda a mejorar el tono y la elasticidad de la piel dejándola todo el día limpia e hidratada, como tras aplicar una mascarilla facial. En tanto, el material-base para fabricar jabones es otro de los productos más populares de esta empresa coreana. Solo cuesta menos de 6 dólares por kilogramo, lo que permite a los usuarios elaborar un jabón de calidad, saludable y personalizado a un precio razonable. Ahora la compañía coreana busca expandir mercados en el exterior, -además de Estados Unidos y Francia, a donde lleva exportando desde hace tres años-, y dar a conocer los beneficios de las proteínas de seda.

Contenidos recomendados