Menú principal Ver contenido

Economía

Reunión de premieres de Seúl y Tokio

#Economía Hoy l 2019-10-28

Economía Hoy

© YONHAP News

Han transcurrido más de 100 días desde que el Gobierno de Japón decidiera adoptar restricciones a las exportaciones hacia Corea. Si bien el veto comercial de Tokio no ha supuesto un daño significativo para la industria surcoreana, se mantiene el clima de incertidumbre y fricción entre ambas naciones. En estas circunstancias, el primer ministro surcoreano, Lee Nak Yon se reunió el 24 de octubre con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en Tokio, Japón, después de participar en la ceremonia de entronización del nuevo rey japonés. El mero hecho de haberse reunido ya fue una buena señal, pues se espera que marque un punto de inflexión en las relaciones entre ambos países. Por parte de Japón, quizá considere que la disputa comercial con Corea tiene un impacto más negativo que positivo, ahora que su economía atraviesa una difícil coyuntura económica. En este contexto, el conflicto bilateral podría durar un tiempo, pero no agudizarse. La reunión de premieres de Corea y Japón tuvo un gran significado al ser la primera de más alto nivel entre autoridades de ambos países, desde que las relaciones se enfriaron a raíz del dictamen del Tribunal Supremo surcoreano contra empresas niponas y las restricciones comerciales impuestas por Japón a Corea en represalia. Lee y Abe coincidieron en la importancia de retomar el diálogo y la cooperación entre ambas naciones, durante un reunión que duró 20 minutos, el doble de lo previsto originalmente. Sin embargo, el tono optimista bajó cuando el mandatario japonés volvió a instar a Corea a cumplir los acuerdos sellados entre gobiernos, mostrando la continua discrepancia entre ambas partes. 


Las restricciones comerciales de la administración de Tokio, la exclusión de Corea de la lista blanca de Japón y la suspensión del acuerdo de información militar confidencial GSOMIA por parte de Seúl, son medidas de gran peso que han enfriado las relaciones entre ambos vecinos. Pese a las preocupaciones iniciales, hasta la fecha no ha habido problemas en la cadena de producción por las restricciones comerciales de Japón. El Gobierno de Corea anunció que invertirá anualmente más de dos billones de wones en impulsar el desarrollo a nivel nacional de materiales, piezas y equipamiento para reducir la dependencia de proveedores externos.

Contenidos recomendados