Menú principal Ver contenido

Economía

El panorama de la industria de semiconductores

#Economía Hoy l 2020-09-21

Economía Hoy

ⓒ YONHAP News

La tecnológica estadounidense Nvidia compra ARM Holdins, diseñadora británica de procesadores, y crea un gigante en el sector de semiconductores. Los rumores se han hecho realidad, y Nvidia anunció la adquisición de ARM de manos de Softbank por una suma de 40.000 millones de dólares. Según el acuerdo, la estadounidense pagará al conglomerado japonés un total de 21.500 millones de dólares en acciones y 12.000 millones en efectivo. Establecida en 1990, ARM es una empresa británica que desarrolla la arquitectura de la mayoría de los procesadores de dispositivos móviles del mundo, desde Samsung a Apple o Qualcomm, quienes pagan regalías por su uso. La operación de la compra de ARM no será de la noche a la mañana, ya que todavía tiene que superar diversos obstáculos, tales como el visto bueno de los organismos reguladores. Por su lado, Nvidia es más conocida como la empresa líder en desarrollo y comercialización de tarjetas gráficas. Con esta adquisición, la tecnológica estadounidense busca reforzar su presencia en el mercado de semiconductores, así como potenciar sus soluciones en el ámbito de la inteligencia artificial y de los centros de datos e Internet de las cosas; es decir, pretende consolidarse como un gigante de la inteligencia artificial. Que ARM haya pasado a manos de una empresa estadounidense puede sumar incertidumbre en el escenario internacional, ya que puede no estar bien visto por Beijing, que entabla una disputa comercial y tecnológica con Washington. Expertos coinciden que la compra de ARM, el líder indiscutible en los diseños de los procesadores móviles, no representa un elevado riesgo potencial para los fabricantes coreanos de semiconductores, pues más bien mantienen una relación de cooperación que de rivalidad con la tecnológica estadounidense. Sin embargo, a largo plazo, no se descarta la posibilidad de que se convierta en un rival potencial ya que Nvidia busca ampliar su presencia en más mercados, incluido el de los móviles.


En tanto, Washington decidió en agosto endurecer sus restricciones contra Huawei. Así, a partir del 15 de septiembre, la tecnológica china dejó de producir procesadores por el bloqueo de Estados Unidos que prohíbe el uso de chips fabricados con tecnología, software o hardware estadounidense sin previa autorización. Los clientes de Huawei han sido los más afectados. Entre ellos, Samsung y SK Hynix reportaron que Huawei representó el 3,2% y 11,4% respectivamente de sus ingresos totales en 2019. La guerra tecnológica entre Washington y Beijing ha generado un clima de incertidumbre internacional al tiempo de perjudicar a las exportaciones surcoreanas debido a la pérdida de la demanda china.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >