Menú principal Ver contenido

Economía

El coronavirus castiga el empleo

#Economía Hoy l 2021-01-18

Economía Hoy

ⓒ Getty Images Bank

La crisis sanitaria del coronavirus generó en 2020 la peor caída del empleo en Corea del Sur en 22 años. La tasa de desempleo llegó en diciembre al 4,1%, un punto porcentual más frente al promedio de los últimos años, cuando osciló entre el 2 y 3%. En cuanto a la población activa, en 2020 registró 26,9 millones de trabajadores, 218.000 menos que en 2019, el más pronunciado desde la crisis monetaria de Asia en 1998. El número de trabajadores comenzó a caer en marzo por impacto del COVID-19. Las últimas estadísticas revelan que en diciembre en el mercado laboral registró 628.000 empleados menos frente al mismo periodo del año anterior, siendo el peor mes de 2020. Los sectores más afectados fueron los de servicios presenciales y trabajos temporales, por falta de actividad. En tanto, proveedores de servicios sin contacto físico, baterías para vehículos eléctricos y productos sanitarios, entre otros, tuvieron un buen desempeño, al punto de repuntar las contrataciones para satisfacer el incremento de demanda. Al respecto, cabe destacar que la emergencia sanitaria ha acelerado drásticamente la transición hacia la Cuarta Revolución Industrial y los cambios en el mercado laboral.

    

El empleo disminuyó en todos los grupos de edad, a excepción de entre aquellos de 60 años o más, colectivo favorecido por las contrataciones directas del Gobierno dirigidas a crear nuevos puestos de trabajo para personas de edad avanzada. Sin embargo, la mayoría de dichos trabajos finalizaron en noviembre, afectando a las malas cifras de empleo en diciembre pasado. La creación de empleo es una de las prioridades de la Administración de Moon, y a tal efecto aumentó en 2020 el presupuesto destinado a generar empleo a 25,5 billones de wones, con un incremento del 20,1% respecto al año anterior. Sin embargo, el aumento del gasto público ha sido insuficiente para crear empleo. Ante este panorama, los expertos opinan que este tipo de trabajos creados por iniciativa gubernamental no puede ser la panacea contra el paro. Además, el número de personas que ha decidido descansar y hacer una pausa laboral, así como aquellos que han desistido de buscar trabajo, registró en 2020 el mayor nivel desde que empezaran a recopilarse datos relacionados. El aumento más pronunciado se vio entre el grupo de aquellos en sus veinte, y preocupa que después del coronavirus no mejoren las oportunidades ni las ofertas laborales para los jóvenes, y surja una nueva brecha generacional. El retroceso de los jóvenes no solo pone en riesgo el futuro productivo del país, sino que también aumenta la distancia generacional y puede debilitar el dinamismo de la sociedad en general.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >