Menú principal Ver contenido

Cultura

El origen del samulnori

#Al son de Corea l 2019-03-06

Al son de Corea


Muchos piensan que el género de samulnori -que se interpreta con el gong de mano “kkoaengwari”, el tambor “buk”, el gong “jing” y el tambor con forma de reloj de arena “janggu”- es la música tradicional más representativa de Corea. Sin embargo, pocos saben que el salmunori tiene una historia demasiado corta para ser considerada música tradicional, puesto que se dio a conocer al público en 1978, es decir, hace solo 40 años. Fue creado por cuatro músicos jóvenes que trabajaron en la compañía circense itinerante Namsadangpae. Estas compañías itinerantes recogieron las melodías y estilos que tocaban las bandas de música locales en las fiestas rurales para recrear un número semejante en sus espectáculos. Inspirándose en este número, los cuatro jóvenes mencionados crearon el “samulnori”, reduciendo el número de instrumentos y ejecutantes a los cuatro mencionados para que se pudiera interpretar en un espacio cerrado y sobre un escenario. Cuando la gente vio el espectáculo por primera vez, les pareció demasiado simple y condensado. Sin embargo, pronto se fascinaron con el arte y la energía que eran capaces de desplegar los cuatro instrumentos de percusión. 

“Samulnori Yeongnam Nongak” – Kim Yong Bae, Kim Deok Su, Lee Gwang Su y Choe Jong Sil


Cuando antes del comienzo de un espectáculo de samulnori se ven los cuatro instrumentos de percusión sobre el escenario, los extranjeros ni se imaginan la energía explosiva que son capaces de crear. Mientras que la música occidental está compuesta de ritmo, melodía y acordes, la música tradicional coreana solo tiene melodía y ritmo. Además, el concepto de melodía es diferente, puesto que se considera que hay melodía en un solo de tambor o de cualquier otro instrumento de percusión. El concepto de ritmo es también mucho más amplio. Por ejemplo, en Corea son comunes los ritmos de 4 por 6 o de 8 por 12, que casi no se usan en la música occidental. Por otra parte, existe una gran variedad de patrones rítmicos básicos e imprescindibles. Para que puedan darse una idea, los dejamos con un solo de “janggu” o tambor con forma de reloj de arena, que es el instrumento que se encarga de marcar los ritmos. 

“Good janggo” - Kim Jeong Hee 


El maestro Kim Jeong Hee se especializa en el Byeolsingut de la Costa Este, que es un rito chamánico muy conocido de esa región. Se considera a sí mismo como un “hwaraeng”, que es como se llama a los músicos en un rito chamánico. Antes conviene explicar que en Corea existen dos tipos de chamanes o “mudang”. Están los que reciben este don de manera súbita través de lo que se llama la enfermedad chamánica y los que se dedican a este oficio de hijos a padres de manera hereditaria. Este último tipo de chamanes predomina en las provincias meridionales de Jeolla y al este de la provincia de Gangwondo. Cuando nace una mujer en estas familias, se convierte en chamana o “mudang”; pero cuando nace un varón, se convierte en “hwaraeng” o músico de los ritos chamánicos. Como reciben su formación desde pequeños, alcanzan un notable nivel artístico tanto en la música como la danza. Importantes géneros tradicionales, como el pansori, el sinawi y el salpuri, tienen sus raíces en la música chamánica del sur. Durante mucho tiempo la música chamánica fue despreciada como supersticiosa y nociva para la moral y las buenas costumbres, pero hoy se la reconoce como la depositaria de un riquísimo tesoro tradicional. 

“Sinawi Noreummachi” – Noreummachi 

Contenidos recomendados