Menú principal Ver contenido

Cultura

Song Gyeong Wun, el maestro de la bipa

#Al son de Corea l 2019-08-14

Al son de Corea


Mucha gente ha oído hablar del instrumento tradicional de cuerdas llamado “bipa”, pero pocos lo han visto con sus ojos. En el período de Shilla Unificada, era uno de los tres instrumentos de cuerdas más importantes junto con las cítaras gayageum y geomungo. Sin embargo, en la actualidad se desconoce cómo se tocaba originalmente la bipa. Algunos músicos han explorado nuevos métodos para interpretarlo con la esperanza de restaurar la antigua popularidad del instrumento. La bipa se parece en la forma a la mandolina y al laúd, pues su caja sonora tiene la forma de una gota de agua. Existen dos tipos de bipa: una autoctóna y otra importada de China durante la dinastía Tang. La versión china tiene un cuello más largo y se quiebra en el extremo. Esta bipa aparece frecuentemente en las pinturas budistas que representan a uno de los cuatro guardianes celestiales que protegen los templos. 

“Suyangsanga” - Voz de Kim Yong Woo


A fines del período Joseon hubo un músico llamado Song Gyeong Wun que tocaba como nadie la bipa. Era criado en una casa de un hombre noble, pero empezó a aprender a tocar el instrumento cuando tenía nueve años. A los 12 años su talento era conocido en todo el reino de Joseon. Además de talentoso, era guapo, alto y buen conversador, de modo que los nobles se disputaban su presencia cuando organizaban fiestas y banquetes. Unas décadas después, alcanzó una posición sumamente acomodada gracias a los generosos pagos en dinero y sedas que recibía. Pero más importante que la riqueza que acumuló es que su nombre se convirtió en sinónimo de maestría. Por ejemplo, si decían de alguien que era un buen arquero, para confirmar si era realmente bueno preguntaban: “¿Es tan bueno como Song Gyeong Wun con la bipa?”. Cuando China invadió Corea en 1627, Song Gyeong Wun se retiró a Jeonju, provincia de Jeolla del Norte. Allí, en lugar de tocar en los banquetes de los nobles, tocaba para sí y para los aldeanos que pasaban por su casa a escucharlo, haciendo gala de una gran humildad. 

“Chimhyangmu” - Han Eun Young en la bipa. 


En estos días algunos amantes de la música tradicional defienden que las versiones originales son mejores que las modernizadas o de fusión, mientras que otros opinan lo contrario. Al parecer, había una disputa similar en los tiempos de Song Gyeong Wun. Al respecto, el maestro de la bipa no pensaba que la música nueva fuera mejor o peor que la antigua, sino que era simplemente diferente, pero como todo el mundo prefería las melodías nuevas, trataba de tocar las viejas para que no fueran olvidadas. Sin embargo, cuando se dio cuenta que solo los aficionados apreciaban su música, empezó a incluir piezas nuevas en su repertorio, pues pensaba que la música era para ser disfrutada por todos y no solo por un grupo selecto. Su flexibilidad de miras y de pensamiento se manifestó también en su funeral. Como no tenía hijos, llamó a sus discípulos a su lecho de muerte para expresarles su última voluntad. Les pidió que alegraran su espíritu tocando para él en su último viaje hasta el lugar en la montaña donde sería enterrado. Iba en contra de todas las costumbres funerarias de la época, pero los discípulos cumplieron su deseo y fue el mejor funeral que pudo tener un músico. 

“El camino” - Lee Ja Ram y The Forest

Contenidos recomendados