Menú principal Ver contenido

Cultura

Canciones para guiar las almas al otro mundo

#Al son de Corea l 2020-09-16

Al son de Corea


Es común a muchas culturas el creer que una vez que nos morimos, el alma abandona el cuerpo físico y viaja al mundo de los espíritus. La creencia se asienta en la esperanza de disfrutar de una vida eterna y mucho más feliz en el otro mundo. El problema es que nadie ha estado allí y ha vuelto para contarnos que ese mundo existe. Imagínense el miedo que tendría la gente de antaño al pensar en el viaje que tendría que emprender su alma, sola y sin ninguna información sobre su destino. ¿Pero si hubiera un ángel o una divinidad que viniera en su auxilio y los guiara? En Corea, ese papel lo cumplía la princesa Bari. Según cuenta el mito, Bari fue la séptima y última princesa de un antiguo reino. Siendo mujer y estando viva, pasó toda clase de terribles tribulaciones y pruebas para traer un poco del agua de la fuente de la vida que está en el otro mundo y salvar a sus padres de la muerte. Gracias a esta hazaña, se convirtió en la divinidad encargada de guiar las almas de los muertos. El rito chamánico Saenamgut de Seúl tiene por finalidad ayudar a los muertos en su viaje al otro mundo y buena parte de la ceremonia consiste en narrar la vida de la princesa Bari. Hoy escucharemos la parte que cuenta cómo Bari fue abandonada por sus padres al nacer porque no era un varón sino una niña. 

“Rito Saenamgut de Seúl” (abandono de Bari) – Lee Sang Sun


Afortunadamente una pareja recogió a la niña recién nacida y la salvó de la muerte. Pasaron muchos años y un día se enfermaron gravemente los reyes, los verdaderos padres de Bari. La cura de su dolencia se encontraba en el otro mundo, a donde jamás había llegado un ser vivo. Acordándose de la hija que habían abandonado, fueron a pedirle que les trajera el agua de la vida que podía sanarlos. Después de mil peligros, la princesa Bari llegó por fin a las puertas del mundo de los muertos. Un gigante cuidaba el paso y aceptó dejarla pasar bajo la condición de que se casara con él y tuviera siete hijos. Ella aceptó y cumplió su palabra, por lo que pudo regresar al mundo de los vivos con la cura para sus padres. Desde entonces se convirtió en la diosa que acompaña y guarda las almas en su viaje final. Ahora los invito a escuchar una canción folklórica de Jeju que se llama Canción de la Oración Budista Floral. Era la canción que entonaban los de Jeju cuando marchaban con la carroza fúnebre adornada con flores sobre sus hombros el día anterior al funeral propiamente dicho cuando todavía no estaba cargado el ataúd.

“Canción de la Oración Budista Floral de Jeju” – Lee Myeong Suk  


En otros tiempos los funerales no eran ocasiones exclusivamente tristes. Los familiares tenían que llorar la pérdida del ser querido, pero se permitía a los invitados que comieran y bebieran todo lo que quisieran, e incluso que jugaran a las cartas, haciendo que la ocasión pareciera más una fiesta que un velorio. Este carácter festivo se acentuaba cuando el fallecido había tenido una vida larga y próspera, o si había sido una persona respetada en la aldea. En este caso se reunían la noche anterior al entierro para realizar representaciones cómicas y hasta tocar música. Tales costumbres dieron lugar a la “Canción de la Oración Budista Floral” de la isla Jeju que escuchamos, que tenía la finalidad de ayudar a que los deudos superaran la tristeza a través de la música y la risa. Para terminar, escucharemos un fragmento del rito Ssitgimgut 진도씻김굿de Jindo, que es un rito chamánico de la zona costera de Jeolla y se celebra para preparar a las almas en su viaje al otro mundo. Lo que se hace en primer lugar es limpiar el alma del difunto de los resentimientos que pudiera albergar y allanar el camino que está por emprender. El rito no solo sirve para ayuda al difunto sino también a los deudos, quienes también quedan limpios de culpa y tristeza. 

“Ssitgimgut de Jindo (Allanando el camino) – Kim Da Rye y otros

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >