Menú principal Ver contenido
Go Top

Cultura

‘El combustible’, de Yun Heung Gil

#Páginas y Autores l 2021-01-05

Páginas y Autores

ⓒ Getty Images Bank

Un día de invierno se atascó el conducto de calefacción de la casa y la familia pasó toda la noche tiritando de frío. Un vecino les aconsejó encender un gran fuego con ramas de pino verdes para destapar el conducto. El único lugar cercano al pueblo donde abundaban los pinos era el pinar Soradan 



Todo estaba muy oscuro, pero podía escuchar bien el ruido. El sonido claro y continuo de los golpes me volvía loco. Papá trabajaba muy apurado, como si no le importara que le pillaran con las manos en la masa. Con las sacudidas estaba despertando al silencioso y dormido Soradan.

-¡Alto ahí! –tronó una voz de hombre, al tiempo que iluminaba la cara de papá con una linterna.

-¿Quién diablos eres? –preguntó la voz.

-Apague la luz y se lo diré – respondió mi padre.

-Cállate y muéstrame tu documento de identidad.

-¿Quién es usted para pedirme el documento?

-¿No me ves? Soy el guardabosques de Soradan.

-No tengo el documento, lo dejé en casa.

-Necesitas una lección, ladrón. ¡Vamos al puesto de guardia!

-¡No me llame así delante de mi hijo!

-¿Tanto te importa lo que piense tu hijo de ti y lo has traído contigo a robar?


아무것도 안 보였으나 소리만은 잘 들렸다. 너무 잘 들려서 오히려 미칠 지경이었다.

아버지는 작업을 너무 서두르고 있었다.

때문에 들킬 작정으로 일부러 그러는 것처럼, 곤히 잠든 소라단을 흔들어 깨우고 있었다.

   ”꿈쩍 마라!“ 

느닷없는 호통 소리와 함께 전깃불이 아버지를 환하게 사로잡았다.

   ”으떤 놈이냐“ 

   ”불을 꺼야 대답을 허겄네“ 

   ”잔소리 말고 어서 양민찡이나 끄내“ 

   ”자네가 누구간디 내 양민찡을 보자고 그러능가?“ 

   ”보고도 몰라? 소라 산림 감시소 산감님이다“ 

   ”너 이노옴.  자식놈 듣는 자리서 어따 대고 함부로 놈 짜를 팡팡 놓느냐“



Entrevista a la crítico literaria Jeon So Yeong:

Durante la Guerra de Corea, la gente tenía que llevar un documento que acreditara que era un buen ciudadano, pero no lo otorgaban a aquellos ideológicamente sospechosos o emparentados con un criminal político, como era el caso del padre del chico. Por eso fuera pobre y no tenía trabajo. Lo que ocurrió en realidad es que, cuando se marchó el chico, el padre le rogó al guardia que le dejara marchar, pero le miente a su hijo para que no se avergüence de su padre por haber sido atrapado robando en propiedad ajena.



-Hijo, ¿qué haces aquí? ¿Por qué no te fuiste a casa?

En lugar de responderle, me puse a caminar en silencio a su lado.

-Lo has visto, ¿verdad? Has visto con tus propios ojos cómo metía en vereda a ese guardabosque impertinente, ¿no es cierto?

Asentí con la cabeza. Lo que decía era cierto, pues yo mismo había visto y oído cómo le alzaba la voz al guardabosque.

-Le hice entender que no debe andar por ahí amenazando a la gente sin una buena razón –prosiguió mi padre muy animado-. Al final hasta terminó pidiéndome disculpas. Le expliqué que no suelo andar por ahí cortando leña de noche en montes ajenos, que la culpa la tenían estos tiempos desgraciados que vivimos. Lo entendió y dejó que me llevara las ramas de pino que había cortado. Y hasta me ayudó a cargarlas y todo.

Vaya a saberse por qué, me alegré de haberme escapado y escondido lejos.

No sé muy bien por qué, pero me alegré de haberme escapado y escondido lejos.

-Puedes contarle a tu madre lo que has visto. Dile cómo tu padre le cantó las cuarenta a ese guardabosques maleducado.


   “먼저 돌아가라니께 여태까장 안 가고 어디 있었냐?” 

아버지의 힐책에 나는 아무 대꾸도 못했다.

   “너도 봤쟈? 아버지가 그 버르장머리 없는 산감 녀석 혼내 주는 것,

    한 때 시국을 잘못 만나 운수 불길혀서 그렇지

    야밤중에 나무나 허러 댕기는 그런 사람이 아니라고 혔더니

    괜찮다고 그냥 가져가시람서 지게 우에다 얹어까지 주잖겄냐”

어쩐지 혼자서 도망쳐서 숨어 있길 참 잘 했다는 생각이 자꾸만 들었다.

   “집에 가거든 느 에미한티 본 대로 얘기혀도 괜찮다.

    아버지가 산감 녀석  버르장머리 곤쳐 놓는 얘기 말이다”




Autor:

Yun Heung Gil nació en1942 en Jeongeub, Jeolla del Norte, y en 2020 recibió el premio literario Park Kyong Ni. Escribió ‘Nueve pares de zapatos’ y ‘El camino a Soradan’, entre otros relatos.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >