Menú principal Ver contenido
Go Top

Cultura

‘La mujer que solo poseía recuerdos’, de Kim Shin Woo

#Páginas y Autores l 2021-01-12

Páginas y Autores

ⓒ Getty Images Bank

Así era la vida de la gente en la Zona Sin Contacto.

Al adoptar el mercado el sistema no presencial, las compras en los grandes almacenes, supermercados y tiendas de comida solo eran posibles online o mediante realidad virtual. Los bancos desaparecieron y solo podían hacerse transacciones por internet. Hasta las consultas médicas se hacían mediante sistema de telemedicina, así que no era necesario salir más a la calle, salvo para dar un paseo por el parque.


언텍트존(UNTACT ZONE)에 사는 사람들의 삶이 대부분 그랬다.

시장이 비대면 시스템으로 전환되자

백화점, 마트, 반찬 가게 등의 쇼핑이 

온라인 또는 가상현실의 소비활동으로써만 가능하게 되었다.

은행건물도 사라지기 시작해 인터넷뱅킹으로만 거래가 가능했다.

병원 역시 기초적인 진료는 원격 의료로 받아야 했기 때문에 

외출이란 것 자체가 공원 산책 말고는 

거의 필요하지 않을 정도로 활동반경이 좁아지게 되었다.



Durante la pandemia aseguraron que el contenido curricular de la enseñanza virtual era superior, aunque con el paso del tiempo, la gente empezó a preferir el sistema tradicional de enseñanza porque se basaba en la comunicación personal. Pero como las escuelas públicas solo ofrecían clases online, los pocos colegios presenciales que quedaban se volvieron muy demandados  y obtuvieron el apodo de “escuelas para aristócratas”.



Entrevista al profesor de literatura Bang Minho, de la Universidad Nacional de Seúl:

La autora refleja muy bien en su relato el tema de la actual pandemia. De hecho, ya vivimos en un mundo donde impera la norma de evitar en lo posible el contacto físico. En su relato el contacto cero es la norma, por eso el contacto es apreciado como un bien escaso y de alto valor. En las Zonas de Contacto viven los privilegiados, que disfrutan del placer y los beneficios que derivan del contacto humano. En la mente de la escritora, la era del COVID-19 provoca una nueva forma de estratificación social basada en la posibilidad de mantener o no contacto con el prójimo.



Choah la tomó de las manos como si nada y le dijo:

-Ven, vamos a charlar al Starbucks de enfrente.

-Yo no puedo entrar, solo puedo pedir café por la ventanilla exterior... – respondió Yigyeong con un hilo de voz.

-No te preocupes, tengo varias tarjetas de invitación para socios de la empresa. ¿No te parece increíble que ser socio de una cafetería cueste como mínimo un millón de wones? ¡Vivimos en un mundo de locos!

Se veía a todas luces que Choah vivía en la Zona de Contacto. Su cabello estaba bien peinado, como si fuera a menudo a la peluquería, y su maquillaje y su ropa eran propios de una mujer acostumbrada a tratar con otras personas.


초아는 이경의 손을 거침없이 잡아 끌었다.

  ”길 건너 스타벅스로 가자“

  ”나는 드라이브스루 이용밖에는 안 되는데...“

  ”어머 얘, 신경 안써도 돼.

   법인에서 비즈니스용으로 발급받은 회원권이 몇 개 있으니까.

   한갓 카페 회원권이 100만원 이상부터 충전해야 쓸 수 있다는 게 말이 되니?

   세상이 미쳐 돌아가는 거지“ 

초아는 한 눈에 보기에도 콘택트존의 삶을 사는 여자처럼 보였다.

미용실에 자주 다니는 듯 보이는 머리에, 화장에, 옷차림이

‘보여줄’ 필요가 있는 삶을 의미했기 때문이다.




Autora:

Kim Shin Woo nació en 1978 y debutó como escritora en 2001 con el relato ‘Diario de una inmunidad’.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >