Menú principal Ver contenido
Go Top

Cultura

‘Fuera de foco’, de Kim Hye Jin

#Páginas y Autores l 2021-01-26

Páginas y Autores

ⓒ Getty Images Bank

Como otras personas que habían sido despedidas o se habían marchado por su cuenta, empezó a comer sola. Se quedaba mirando la espalda de sus compañeros cuando no tenía llamadas, saludaba sin que le respondieran, hacía bromas que nadie reía y sus preguntas quedaban flotando en el aire. Fue entonces cuando supo que su nombre figuraba en la lista.


엄마는 영미씨나 은영씨, 화숙언니, 지선언니가 했던 것처럼

저만치 떨어져 혼자 점심을 먹었고,

상담 전화가 없는 동안 사람들의 뒤통수를 가만히 바라보았다.

아무도 듣지 않는 인사를 하고,

아무도 웃지 않는 농담을 하고,

아무도 답하지 않는 질문을 하면서

엄마는 자신의 이름이 명단에 올랐다는 걸 깨달았다고 했다.



Tiempo después, la madre de Juho fue despedida de la empresa donde trabajaba.



Entrevista a la literaria Jeon Su Yeong:

El relato se llama ‘Fuera de foco’, y hace referencia a la técnica fotográfica de no ajustar el objetivo y dejar borrosa la escena, pero el cuento alude a este recurso para destacar el aislamiento en que vive la gente. Por ejemplo, cuando la madre de Juho aparece en esa especie de lista negra, todos la tratan como a un fantasma y nadie le presta atención. Es como si la sociedad, sus compañeros y hasta su familia la hubieran dejado “fuera de foco”.



Mi madre pasaba todo el día de pie frente a la puerta del edificio, entrenándose en la nueva tarea que se había adjudicado. Se ponía a contar los pisos y luego las ventanas hasta encontrar la oficina donde había trabajado, y se quedaba todo el día con la vista fija en aquel lugar.

Las ventanas eran todas iguales y no era fácil identificar la que correspondía a su oficina, pero cuando por fin lo lograba, sus antiguos compañeros se escondían, se enredaban y desaparecían de su vista.

Sin embargo, nadie la echaba de menos. Los que habían sido sus compañeros apartaban la vista hacia otro lado o hacían como que miraban su celular al pasar junto a ella. Incluso algunos llegaban antes y se iban más tarde para no encontrársela. Sin darse por aludida, mi madre jamás faltaba a su sitio frente al edificio de la empresa.


엄마는 종일 회사 정문 앞을 지켰다.

새로운 일에 몸을 단련시키면서.


하나, 둘, 셋 층수를 세고 하나, 둘, 호수를 헤아리며 사무실을 찾은 다음,

종일 그곳을 올려다보는 일이었다.


창들은 모두 같은 크기와 모양으로 다닥다닥 붙어 있었다.

겨우 찾았다 싶으면, 사무실은 비슷비슷한 창들 사이로 숨었고, 

엉켰고, 사라지기 일쑤였다.

하지만 아무도 엄마를 다시 찾지 않았다.

얼굴을 아는 동료들은 회사를 드나들 때마다

다른 쪽으로 고개를 돌리거나 휴대폰 속에 얼굴을 빠뜨리고 걷는다고 했다.

엄마가 오기 전에 출근하고 엄마가 돌아간 다음 퇴근하는 이들도 있었다.


그러거나 말거나 엄마는 하루도 빠짐없이 그곳을 지켰다.




Autora:

Kim Hye Jin nació en 1983 en Daegu. Debutó como escritora con el cuento ‘Chicken Run’, y en 2018 recibió el premio literario Shin Dong-yeob por su novela ‘Sobre mi hija’. 

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >