Menú principal Ver contenido
Go Top

Cultura

La historia de Gyeonwu y Jiknyeo

#Había una vez en Corea l 2021-08-17

Había una vez en Corea

ⓒ YEOWON MEDIA HANKOOK GARDNER CO. LTD

El Emperador de Jade del reino celestial tenía una hija hermosa y de buen corazón que se llamaba Jiknyeo. Como lo dice su nombre, era una eximia tejedora.

Pasó el tiempo y Jiknyeo alcanzó la edad de casarse y uno de los ministros sugirió como candidato a Gyeonwu, que vivía debajo de la Vía Láctea. 

Como su nombre lo indica, Gyeonwu era pastor de bueyes y le gustaba cuidar de estos animales.

Gyeonwu y Jiknyeo se enamoraron a primera vista cuando se conocieron. 


ⓒ YEOWON MEDIA HANKOOK GARDNER CO. LTD

Convertidos en marido y mujer, la pareja se llevaba de maravillas. Pero de tanto pasárselo bien juntos, empezaron a descuidar sus tareas y el hecho llegó a oídos del Emperador de Jade.

-¡Habéis roto la promesa que hicisteis, así que recibiréis vuestro castigo!

Gyeonwu y Jiknyeo pidieron perdón llorando, pero el Emperador de Jade no se apiadó de ellos.

-A partir de hoy, tú, Gyeonwu, te irás a vivir al extremo oriental del cielo; y tú, Jiknyeo, al extremo occidental. Espero que, así separados, os arrepintáis sinceramente de vuestras culpas.


ⓒ YEOWON MEDIA HANKOOK GARDNER CO. LTD

La pareja se separó llorando, pero les quedó un consuelo:

-Si cumplís bien con vuestros deberes, podréis reencontraros cada 7 de julio lunar.

Esperando con ansias que llegara ese día, Gyeonwu y Jiknyeo trabajaron afanosamente todo el año.


ⓒ YEOWON MEDIA HANKOOK GARDNER CO. LTD

Llegado el día, se encontraron con un obstáculo que no habían previsto. Un ancho y caudaloso río les impedía el paso. Era la Vía Láctea.

Los jóvenes enamorados se llamaron anhelantes, pero no pudieron hacer otra cosa que ponerse a llorar de desesperación cada uno en una orilla opuesta de la Vía Láctea.

Tanto lloraron que sus lágrimas se convirtieron en lluvia y causaron grandes inundaciones.

Los animales se reunieron en consejo para buscar una solución al problema:

-¿Qué tal si hacemos un puente para que la pareja pueda cruzar la Vía Láctea?


ⓒ YEOWON MEDIA HANKOOK GARDNER CO. LTD

Al llegar de nuevo el 7 de julio lunar, millones de urracas y cuervos llegaron volando y comenzaron a unirse entre sí agarrándose de las colas con el pico. Así, en un santiamén, formaron un puente sobre la Vía Láctea, que recibe el nombre de Ojakgyo.

Cumpliendo su promesa, todos los años al llegar la fecha, las urracas y los cuervos construyen un puente sobre la Vía Láctea para que Gyeonwu y Jiknyeo puedan reunirse.


ⓒ YEOWON MEDIA HANKOOK GARDNER CO. LTD

Gracias al puente Ojakgyo, ya no suelen producirse grandes lluvias ni inundaciones el 7 de julio lunar.

Pero a veces suele llover un poco. Si ese día llueve un poco a la mañana es que la pareja llora de alegría por el encuentro; y si llueve por la noche, es que la pareja llora de tristeza por la despedida.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >