Menú principal Ver contenido

Cultura

La cebada

#Al son de Corea l 2017-06-07

Al son de Corea

La cebada
El rey Yeongjo del periodo Joseon vivió hasta los 82 años y fue el rey más longevo de la dinastía. Su reinado duró 52 años. Después de morir su primera consorte se casó con una jovencita de 15 años, cuando ya tenía 66 años. Era la reina Jeongsun, al parecer muy madura y sabia para su edad. En las entrevistas para elegir a la futura reina, el rey preguntó a las candidatas cuál pensaban que era la cuesta más escarpada de Joseon, entonces la jovencita, que luego se convirtió en la reina Jeongsun respondió: “la cuesta de la cebada”. Ahora que no faltan los alimentos pocos conocen el significado de esta frase, pero en otros tiempos servía para designar la época de mayor escasez del año. También conocida como “la cuesta de la primavera”, estos meses difíciles de hambruna eran abril y mayo, cuando se acababa el arroz cosechado en el otoño del año anterior y todavía no había madurado la cosecha que crecía en los campos. Al responder la futura reina Jeongsun que “la cuesta de la cebada” era la mayor de Joseon, demostró que conocía y comprendía la vida del pueblo común, razón por la que fue elegida como reina de Joseon.
“Ongheya” – Interpretación de SaltaCello
Originalmente era una canción de trabajo que cantaba la gente de las provincias de Gyeongsangdo al trillar la cebada. En la actualidad las máquinas cosechan, trillan y empaquetan los granos, pero en otros tiempos todo era manual. Los campesinos cortaban las mieses de la cebada con una hoz y luego las dejaban secar unos días al sol. Transcurrido este tiempo, con un instrumento llamado mayal, o “dorikkae” en coreano, que consistía en tres o cuatro varillas fuertes atadas con cuerdas a un palo largo, golpeaban las mieses para separar los granos. Era un trabajo agotador y peligroso si se revoleaba el mayal muy cerca de otra persona, así que cantaban canciones como “Ongheya” para sincronizar la velocidad del trabajo y aliviar el esfuerzo. Cuando era una simple canción de trabajo era mucho más lenta y el estribillo “Ongheya” se cantaba al final de versos muy cortos. Sin embargo, se convirtió en una canción rápida y alegre cuando los músicos profesionales la adaptaron para su repertorio. Ahora les invitamos a escuchar “La canción de la trilla de la cebada” de la isla Jeju, una alegre tonada que describe la expectación de comer hasta llenarse.
“Canción de la trilla de la cebada” – Interpretación de Kim Ju Ok y otros
Las semillas de la cebada se planta a fines del otoño y los granos se cosechan a fines de la primavera o a principios del verano. Cuando se acercaba la época de la cosecha, los niños hacían flautas con los tallos de la planta o cogían los granos maduros y los comían tostados al fuego. Hay un poema llamado “La flauta de la cebada” que compuso Han Ha Woon, un poeta que vivió deambulando por todo el país porque sufría de lepra. El poema dice así: “Extraño mi pueblo, donde soplaba una flauta de cebada en la colina de la primavera. // Extraño mi infancia, cuando soplaba una flauta de cebada en la montaña verde y florida”. Escuchémoslo musicalizado.
“La flauta de cebada” - Interpretación del grupo Byeolmaru.

Contenidos recomendados