Menú principal Ver contenido

Novedades de K-Pop

Hwang Byung Ki, el maestro de gayageum

#Al son de Corea l 2021-01-20

Al son de Corea

Hwang Byung Ki, el maestro de gayageum

Se estima que la cítara gayageum nació en el reino coreano de Gaya antes del siglo VI, es decir, hace más de 1.500 años. El instrumento original se hace con madera de paulonia y tiene 12 cuerdas de seda, pero en la actualidad se utiliza con frecuencia el gayageum modificado de 25 cuerdas para crear nuevas composiciones. Su timbre claro y ligero lo convierte en un instrumento musical muy expresivo y versátil. El maestro Hwang Byung Ki fue un gran pionero en el campo de las creaciones modernas para gayageum. En los años 1960, cuando los músicos abandonaban la música autóctona y tradicional por el flujo imparable de la música occidental, Hwang Byung Ki dio a conocer una originalísima pieza instrumental para gayageum. Se llamaba “El bosque” y tuvo una gran resonancia porque demostró el gran potencial que tenía este instrumento. Hoy escucharemos los movimientos segundo y tercero de esta composición, que llevan los subtítulos de “El ruiseñor” y “La lluvia”. 

“El bosque” (segundo y tercer movimiento) – Hwang Byung Ki en el gayageum y Ahn Hye Ran en el janggu


Hwang Byung Ki aprendió a tocar el gayageum en Busan en 1951, es decir, en medio de la Guerra de Corea, cuando estaba en la escuela secundaria. El mismo año que se graduó en Derecho de la Universidad Nacional de Seúl, se creó el departamento de música tradicional en su universidad y Hwang comenzó a impartir clases de gayageum por recomendación del entonces decano de la facultad de música Hyun Je Myeong. En esos años los que se dedicaban a la música tradicional no gozaban de mucho prestigio social, así que la decisión de Hwang Byung Ki de dedicarse a la música teniendo un título en leyes causó estupor y sorpresa. Se cuenta que el decano Hyun Je Myeong lo convenció diciéndole que el mundo estaba lleno de abogados, pero que los intérpretes de gayageum eran contadísimos, por lo que de seguro descollaría en este campo. Su maestro tenía toda la razón. “El bosque”, su primera pieza de creación, le abrió las puertas del mundo. Fue invitado a participar en festivales internacionales de música y viajó por todas partes dando a conocer el gayageum. La siguiente pieza que escucharemos es “Chimhyangmu”, que probablemente sea su composición más conocida. El título significa “Danza en torno al incienso de madera de Agar” y se inspira en una antigua danza en honor a Buda de la época de Silla. Hoy escucharemos el segundo y tercer movimiento de la obra: 

“Chumhyangmu” (segundo y tercer movimiento) - Hwang Byung Ki en el gayageum y Ahn Hye Ran en el janggu


Cuando Hwang Byung Ki dio a conocer la pieza “Chimhyangmu” en 1974, acaparó la atención de todos, pues el maestro experimentó con formas no tradicionales de tocar el instrumento, rasgando, por ejemplo, las cuerdas con las uñas como si fuera una guitarra. También aplicó formas inéditas de tocar el tambor con forma de reloj de arena o janggu, como es golpeando el cuerpo del tambor y no los parches. En último lugar escucharemos “El laberinto”, que posiblemente sea su obra más original y vanguardista. La compuso para el Festival de Música Contemporánea que celebró el Teatro Nacional de Corea en 1975 y causó sensación, pues frota las cuerdas del gayageum con un arco como si fuera un violín y fricciona el cuerpo del instrumento con las baquetas del tambor. También incluyó voces, risas y sollozos humanos. La pieza fue tan impactante que estuvo prohibida durante tres años. Se cuenta que en la primera interpretación de la obra, algunos del público se escaparon asustados de la sala por los extraños sonidos de la composición. Más recientemente, fue utilizada como música de fondo de un juego online, dando pábulo a la leyenda urbana de que uno se puede morirse si escucha tres veces este tema. ¿Ponemos a prueba este terrible rumor escuchando la pieza? 

“El laberinto” – Hwang Byung Ki en el gayageum y voz de Hong Sin Ja

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >