Menú principal Ver contenido

Destacados

Destitución del asesor de Seguridad de la Casa Blanca

#Destacados l 2019-09-14

Noticias

ⓒYONHAP News 

El presidente estadounidense, Donald Trump, destituyó el día 10 a John Bolton del cargo de asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca y las conjeturas aumentan sobre las implicaciones de este hecho respecto a la situación geopolítica de la península coreana, máxime considerando que Bolton es uno de los más duros “halcones” de Washington. 

Al anunciar el despido por Twitter, el mandatario estadounidense comentó que ya no necesitaba al asesor de Seguridad en la Casa Blanca y confesó haber disentido de muchas de sus propuestas. Así, finalizó en aproximadamente un año y medio la permanencia de Bolton como asesor presidencial de Seguridad Nacional de Estados Unidos, al cabo de un periodo de continuas discrepancias sobre políticas exteriores dentro de la administración de Washington y reiterados rumores de una posible destitución de Bolton. Al respecto, la prensa local analiza que, aunque no se sabe qué motivó exactamente a Trump a despedir a su asesor de Seguridad, los asuntos de mayor discordia debieron ser los relacionados con Afganistán, Irán, Venezuela y Corea del Norte. 

El diario The New York Times divulgó, en este contexto, que la tensión entre Trump y Bolton se intensificó recientemente por el desacuerdo entre ambos en cuanto a Irán y a Corea del Norte, mientras que el ahora ya ex asesor de Seguridad apoyaba los ataques a Irán y criticada públicamente los lanzamientos de misiles de Corea del Norte. Destacó que Bolton incluso decidió no acompañar al presidente Donald Trump en el encuentro sorpresa con el dirigente norcoreano Kim Jong Un en Panmunjeon -sobre la frontera intercoreana- y en vez de ello, optó por seguir la agenda que tenía prevista de visitar Mongolia. 

La pregunta a estas alturas es qué impacto tendrá la salida de la Casa Blanca de Bolton, una personalidad perteneciente al grupo de los “neo-conservadores” de Washington y catalogado como un “súper halcón”. Un suceso que deja entrever el juego de poder existente dentro del Gobierno estadounidense y los cambios que podrían producirse en la estrategia de ese país norteamericano hacia Corea del Norte. Es más, es en sumo sugerente la coincidencia de la destitución de Bolton con la propuesta planteada por el régimen de Pyongyang de retomar el diálogo nuclear a fines de septiembre. Pues se estima que el control sobre los asuntos norcoreanos podría pasar enteramente a manos del secretario de Estado, Mike Pompeo, y su equipo y con ello, podrían suavizarse las políticas de Washington hacia el país comunista. 


Contenidos recomendados