Menú principal Ver contenido

Destacados

Un año de COVID-19 en Corea

#Destacados l 2021-01-23

Noticias

ⓒYONHAP News

El 20 de enero se cumplió exactamente un año del primer caso de COVID-19 detectado en Corea del Sur. La primera paciente fue una mujer de nacionalidad china mayor de treinta años que llegó al país el 20 de enero de 2020, caso que durante ese primer mes del año fue seguido por varios más, todos procedentes del exterior, sin registrar transmisiones en territorio surcoreano.

Sin embargo, no tardó mucho en surgir el primer caso doméstico de coronavirus, que fue detectado el 18 de febrero en Daegu, ciudad que pronto se convirtió en el epicentro de la pandemia en Corea, al reportar infecciones masivas entre la comunidad de fieles de una entidad religiosa. Fue el comienzo de la primera ola de contagios, que se agravó todavía más con otra infección colectiva en un hospital de Gyeongsang del Norte, la misma provincia en donde se ubica dicha localidad.

La primera propagación masiva en Corea del Sur se calmó a mediados de marzo, cuando el número de nuevos casos bajó de cien diarios, gracias no solo a los esfuerzos que hicieron tanto autoridades como ciudadanos por respetar las pautas sanitarias -por entonces algo nuevo y a lo que no todos estaban acostumbrados, como a usar constantemente mascarillas- sino también por el sacrificio y solidaridad de miles de profesionales médicos y voluntarios que ayudaron en los centros provisionales de diagnóstico y en la atención a los pacientes en Daegu.

La primera ola de contagios generó preocupación al ser la primera propagación masiva producida fuera de China, país donde surgió el virus. No obstante, las estrategias aplicadas por el Gobierno surcoreano para reprimirla fueron exitosas y el país se convirtió posterior en un modelo a seguir en todo el mundo.

Aun así, fueron inevitables la segunda y la tercera ola, que empezaron respectivamente a mediados de agosto, a partir de la transmisión masiva en una iglesia en Seúl y una manifestación multitudinaria en el centro de la capital, y en noviembre de cara a las fiestas, así como por factores estacionales como la llegada del frío.

En particular, la tercera ola de contagios prevalece y, si bien actualmente muestra cierta desaceleración, la situación no permite a nadie una tranquilidad total o estar totalmente optimista, pues todavía quedan dos meses de invierno, estación en la que los virus son más resistentes. Además, preocupa el brote de nuevas cepas de coronavirus en otros países, como Reino Unido, Sudáfrica y Brasil.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >