Menú principal Ver contenido

Destacados

EEUU devuelve los terrenos de sus bases en Corea

#Destacados l 2019-09-07

Noticias

ⓒYONHAP News

Las fuerzas estadounidenses estacionadas en Corea del Sur anticiparon esta semana que cooperará con el Gobierno surcoreano, respondiendo afirmativamente al anuncio de Seúl de adelantar la devolución de los terrenos que ocupan las bases militares de ese país norteamericano en territorio nacional. Previamente, el 30 de agosto, el Consejo de Seguridad Nacional de Presidencia decidió acelerar los procesos pertinentes, en concreto sobre los terrenos usados por la Base de Yongsan en el centro seulita y otras 26, que ya se trasladaron o están por hacerlo a la nueva base de Pyeongtaek, conforme al plan de reubicación de tropas de Estados Unidos. 

Actualmente hay en Corea del Sur 80 bases estadounidenses. De ellas, 54 ya devolvieron los terrenos que ocupaban, mientras que de las 26 restantes, 19 están actualmente negociando ese proceso. Sin embargo, las siete restantes ni siquiera han comenzado a negociar. La dilación se debe principalmente a la contaminación medioambiental, sobre todo del suelo y de las aguas subterráneas, provocada por esas bases militares, al haber discrepancia entre las partes sobre los gastos de reacondicionamiento de esos terrenos y sobre quién debería asumirlos. 

En el caso de la Base de Yongsan, la mayoría de las instalaciones ya han sido trasladadas a Camp Humphreys en Pyeongtaek, y solo queda un hotel, donde se alojan los funcionarios del Gobierno estadounidense que visitan Corea del Sur, el colegio americano, que cerrará tras finalizar el ciclo académico 2018-2019, y el cuartel general del Comando de las Fuerzas Combinadas Corea-EEUU. Respecto a este último, completará el traslado en 2021 en sincronía con el calendario para el traspado del mando militar en tiempos de guerra del Ejército estadounidense al surcoreano. 

En realidad, los procesos de restitución de los terrenos de las bases estadounidenses comenzaron hace tiempo, sin embargo las negociaciones no avanzan según lo previsto. Dicho esto, el reciente anuncio de Seúl de adelantar esos trámites genera diversas interpretaciones, máxime al surgir en un momento en que existe cierta preocupación por la atmósfera en las relaciones entre Corea del Sur y Estados Unidos, tras decidir el primero de suspender el Acuerdo General sobre Seguridad de Información Militar con Japón y la insatisfacción expresada por el último. De ahí, algunos apuntan que el anuncio del Gobierno surcoreano podría ser una indirecta hacia Washington para que deje de insistir, o al menos sea más sutil, en el reparto de gastos de defensa combinada y el acuerdo de intercambio de secretos militares entre Seúl y Tokio. 

Por supuesto, la explicación de Presidencia al respecto es que solo sigue los procesos preestablecidos y no es prudente hacer interpretaciones más allá de los hechos.

Contenidos recomendados