Menú principal Ver contenido

Destacados

Ley contra castigo físico de padres a hijos

#Destacados l 2020-06-13

Noticias

ⓒYONHAP News

El Gobierno intenta prohibir por ley el castigo físico a menores, en concreto aboliendo el “derecho de corrección” de los padres recogido en el Código Civil y hasta añadir una norma que prohíba el castigo físico a los hijos.

Actualmente, el Código Civil surcoreano contempla el llamado “derecho a corregir”, estableciendo que la persona con derechos parentales puede usar las medidas de corrección necesarias para proteger o educar a los menores bajo su tutela. Sin embargo, la expresión “medidas de corrección” podría malinterpretarse y llamar a confusión como si incluyeran castigos físicos. Por tanto, esa norma es vista como un factor que alimenta el maltrato infantil, y permite que haya casos de abuso de menores que quedan en la impunidad porque los autores se excusan en que solo buscaban “disciplinar” a sus hijos. 

En todo caso, la percepción general es que el “derecho de corrección” no abarca métodos ajenos a las convenciones sociales, como castigos con sufrimiento físico o psicológico. Pese a ello, muchos defensores de los derechos infantiles afirman que ese precepto puede malinterpretarse y dar a entender que permite el castigo físico de padres a hijos, al incluir expresiones autoritarias que dan a entender que los padres pueden imponer su criterio sobre los hijos.

En este sentido, cabe destacar que la propuesta de reforma de ese precepto del Código Civil para prohibir el castigo físico de padres a hijos, se planeta en un ambiente social donde aumenta la preocupación por diversos casos recientes de maltrato infantil, algunos de los cuales provocaron la muerte de menores víctimas de la violencia a manos de sus padres o tutores, como madrastras o padrastros. 

En realidad, en la cultura coreana los castigos físicos ligeros de padres a hijos son aceptados, siendo referidos como “castigos de amor”, al considerar que inculcar disciplina a los hijos es tanto un derecho como una obligación de los padres. El problema surge cuando esos castigos físicos toman dimensiones alarmantes, y van más allá de los usos sociales, como usar la regla en la palma de la mano o dejar solo al niño en su habitación para que reflexione sobre sus actos.

Aparte, cabe puntualizar que apenas hay países que permitan por ley el llamado “derecho a corregir” de los padres hacia los hijos, por tanto la propuesta de reformar ese artículo del Código Civil surcoreano parece sensata y oportuna. Sin embargo, el verdadero cambio no llegará solo con una reforma legal, pues la prioridad es cambiar la mentalidad de las personas y reflexionar sobre hasta qué punto un castigo puede ser “por amor”, o cuando ese castigo pasa a ser violencia.

En Corea del Sur, las denuncias por maltrato infantil se duplicaron entre 2014 y 2018, pasando de unos 17.000 casos a más de 36.000, y que en los últimos cinco años 132 niños han muerto por abusos a manos de sus padres o aquellos a cargo de su tutela, elevando la tasa de maltrato de menores por padres al 80%; sin contar los casos que ni siquiera salen a la superficie por silencio de los involucrados. Además, muchos coreanos consideran la violencia doméstica o paterno-filial, como un “asunto de familia”.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >