Menú principal Ver contenido

Tendencias

Recetas de temporada: Guisantes (완두콩)

#Recetas de temporada l 2020-06-23

Corea a Diario

ⓒ Getty Images Bank

El guisante es una legumbre que se consume en muchas partes del mundo, incluido Corea del Sur. Aunque se puede disfrutar durante todo el año en conserva o congelado, la mejor época para consumirlo en esta parte del planeta es en primavera o a principios de verano, en concreto, entre abril y junio. 

Les cuento que el guisante es un alimento muy apreciado por su gran aporte para el organismo. La abundancia en ácidos grasos no saturados ayuda a reducir el colesterol, mientras que la gran cantidad de arginina que contiene aumenta la inmunidad. También esta legumbre es beneficiosa para las mujeres embarazadas, ya que posee abundante hierro y ácido fólico. Además, es rico en ácidos grasos omega 3, que ayudan a mejorar la memoria y la concentración. En tanto, a aquellos que desean adelgazar les conviene incluir guisantes en la dieta, ya que son bajos en calorías, pero ricos en fibra, que regula el tránsito intestinal. Los guisantes, además, son excelente fuente de vitaminas, sobre todo del grupo C y B6, así como de ácido pantoténico, esencial para mantener la salud cerebral. 


ⓒ Getty Images Bank

¿Y cómo se comen los guisantes en Corea? Hay múltiples formas de cocinar esta legumbre, pero hoy quisiera presentarles un plato perfecto para merendar o, más bien, para maridar con cerveza. Me refiero a guisantes fritos, que se pueden preparar muy rápida y facilmente. Los ingredientes necesarios son: 200 gramos de guisantes, almidón, salsa de soja, vinagre, azúcar, aceite de cocinar y sal.  

Primero, hay que hervir los guisantes en agua con una cuchara de sal durante unos minutos, hasta que su color comience a ponerse oscuro. Luego, los duchamos en agua fría al retirarlos del fuego y los escurrimos para evitar que sigan cociéndose con el calor residual. Los colocamos en un bol con agua fría y una cuchara de sal y los dejamos sumergidos durante unos 30 minutos, hasta darles un color verde más claro y sabor salado. Posteriormente, los escurrimos y secamos con papel de cocina. Ya sin humedad y en un bol, añadimos dos cucharas de almidón en polvo y sacudimos el recipiente para que las legumbres queden bien cubiertas. 

Ahora, en una sartén, ponemos aceite de cocinar en cantidad suficiente para que los guisantes queden sumergidos, y lo dejamos calentar a fuego medio. Cuando el aceite esté caliente, echamos los guisantes para freírlos. Hay que removerlos de vez en cuando para que no se peguen hasta que estén dorados. Y... ¡ya está! Los retiramos del aceite y los servimos en un plato. Si lo desean, pueden agregarles salsa al estilo coreano, que se puede elaborar mezclando una cuchara de salsa de soja, una de vinagre y otra de azúcar. Puede ser una excelente merienda tanto para niños como adultos, y también un buen acompañante de una cerveza fría, ¿no creen?

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >