Menú principal Ver contenido

Tendencias

Recetas de temporada: Ciruela asiática (매실)

#Recetas de temporada l 2020-05-26

Corea a Diario

ⓒ Getty Images Bank

En Corea, las temperaturas suelen subir notablemente a partir de mediados de mayo, para entrar en pleno verano, y en esta época del año no hay nada mejor que las bebidas frías hielo para refrescarnos. Si bien hoy día es fácil conseguir refrescos fríos en cualquier lugar y momento, en el pasado, antes de llegar las neveras, no era tan sencillo refrescar las bebidas. Entonces, ¿qué hacían nuestros antepasados para combatir calor sin sistemas de refrigeración? Se dice que en la temporada estival, los reyes y los súbditos de la dinastía de Joseon disfrutaban de “maesilcha”, té de ciruela asiática, para combatir la fatiga provocada por el calor y recuperar energía.

La ciruela asiática, o “maesil” en coreano, una de las frutas más representativas del verano en Corea, comienza a madurar en mayo y alcanza su punto de maduración en el mes de junio. Es una fruta de sabor ácido y agridulce que se disfruta en forma de extracto, mermelada o encurtido. Con altos niveles de sustancias inorgánicas, vitaminas y ácidos orgánicos, brinda energía a las células y ayuda a eliminar las sustancias de desecho al estimular el funcionamiento del hígado. Además, ayuda a mejorar la digestión y tratar la diarrea. También es un gran aliado de la resaca y favorece el rejuvenecimiento de la piel. Por sus múltiples beneficios para la salud, algunos incluso lo llaman como “analéptico natural”. Es bueno acompañarlo con otras comidas, pues la ciruela asiática ayuda a eliminar las sustancias tóxicas de los alimentos y previene la intoxicación alimenticia.


ⓒ Getty Images Bank

La receta que vamos a compartir con Uds. en esta ocasión es la de extracto de ciruela asiática, que es muy fácil y sencilla. Sin duda, lo más importante para garantizar que el extracto sea delicioso y nutritivo es escoger frutas en buenas condiciones. ¿Y cómo hacerlo? Hay que verificar que las ciruelas no tengan zonas blandas y estén firmes. Asegúrense de que su piel esté lisa, sin manchas, y tenga color verde.

Una vez hayan elegido las mejores frutas, hay que lavarlas bien hasta que queden bien limpias. Tras eliminar totalmente su humedad, es importante remover cuidadosamente los tallos, pues de no hacerlo, dejarán un sabor amargo. Luego, en un frasco de cristal ponemos las ciruelas preparadas y añadimos la misma cantidad de azúcar. Hay que cerrar bien el tarro para evitar el contacto con el oxígeno. Ahora, lo único que queda antes de disfrutar del sabroso extacto, es dejarlo unos 100 días a temperatura ambiente.

Un consejo para obtener más extracto es eliminar las semillas de ciruelas o darles unos cortes con un cuchillo antes de meter las frutas en el frasco. Además, es importante garantizar que tanto las ciruelas como el tarro no tengan humedad, para evitar hongos. Se puede elaborar un delicioso jugo mezclando agua fría con un poco de extracto de ciruela asiática, que además de despertar el apetito, les ayudará a saciar la sed y el cansancio del verano. Asimismo, las frutas fermentadas en azúcar encurtidas en pasta de ají colorado o gochujang pueden servir como excelente guarnición para acompañar al arroz.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >