Menú principal Ver contenido

Cine y Drama

Amor, otra vez

#Cine en la Radio l 2019-11-16

Cine en la Radio


“Sobre un amor que comienza después del divorcio”


Argumento


Aunque se casaron por amor, Hyeonwu y Seonyeong no tuvieron una buena vida marital. Los últimos años de casados, hasta antes de decider divorciarse, fueron terribles, por lo visto más para él, Hyeonwu, quien terminó pidiendo primero romper el matrimonio. Seonyeong, en realidad, no quiso, no porque siguiera amando a Hyeonwu, sino porque no quería volver a llevar una vida de soltera. Sin embargo y pese a no coincidir sus deseos, deciden divorciarse y presionados por unas muy peculiarse circunstancias, organizan una fiesta de divorcio.


Tras la fiesta de divorcio, que como era de esperar resultan las horas más bochornosas y humillantes en su vida, Hyeonwu vuelve a su vida de soltero. Se siente totalmente libre y está más feliz que nunca. Seonyeong, en cambio, no disfruta tanto de su vida ahora libre de la atadura del matrimonio. No aguanta la soledad, menos el tener que hacer todas las reparaciones de la casa de las que antes Hyeonwu se encargaba. En esto aparece en su vida Sangcheol, un hombre perfecto, que a su vez se enamora a primera vista de ella y empieza a ilusionarle nuevamente. Sin embargo, todo se complica, no solo para ella sino para su exmarido, cuando se enteran de que Sangcheol es un viejo amigo de este último y se forma entre los tres un extraño triángulos amoroso...


Comentario


Ceremonia o fiesta de divorcio. Si hubiera algo así, sería el verdadero antónimo de boda. En la vida real, no existe tal cosa. Pero, es posible imaginar cómo será una fiesta de divorcio. Pues no es perfectamente estrafalario que las parejas conmemoren el fin de su amor, si es que el comienzo de su vida juntos lo celebran tan en grande. Y esta es una de las ideas por las que el largometraje Amor, otra vez del director Park Yong Jip empieza con la fiesta de divorcio de la pareja protagonista.


La película Amor, otra vez muestra al inicio una secuencia de una fiesta de divorcio. La idea, conceptualmente hablando, es muy original, sin embargo en este film falla en lograr la empatía del público, que pese a la larga explicación que la obra hace de las razones por las que los personajes se ven obligados a organizar una fiesta de divorcio, no llega a entender al cien por cien esa rara situación. Eso sí. No puede evitar reírse ante la conducta y el diálogo de los personajes, no tanto porque sean ingeniosos, sino de lo absurdos y ridículos que son. Y lamentablemente, esta es la temperatura o el clima que mantiene este largometraje hasta el final entre situaciones estrambóticas y escenas ridículas que provocan risas poco naturales. La historia parte de preguntas que toda pareja se plantea en algún momento de sus vidas, como ¿seremos más felices si nos casamos y vivimos juntos? o si ya están casadas y tienen problemas, ¿mejorarán nuestras vidas si nos divorciamos? Dicho esto, lo mejor hubiera sido que la película teja un argumento más original o más realista a partir de esas preguntas tan ordinarias, pero desafortunadamente este no es el caso. Es más, las situaciones que se desarrollan son exageradas, forzadas, encima parecen haber sido tomadas de otras comedias románticas y no siempre de las mejores.


Algo claro en esta cinta es que intentó retratar un romance alegre y original en torno al tema del divorcio y la recuperación del sentimiento de amor tras una relación fracasada, en síntesis el amor adulto, sin embargo cometió el error de contar esa historia desde una perspectiva demasiado joven, creando una total desarmonía. En otras palabras, es abismal la brecha entre las preguntas de las que parte el film y la forma cómo desarrolla el argumento, lo que al final termina incomodando al público.


Gran parte de las situaciones por las que atraviesan los personajes son casualidades o consecuencias de esas casualidades, mientras que las escenas cómicas parecen no tener coherencia, siendo unos dispositivos que no hace más que causar risas mecánicas en el espectador. Sin embargo, la parte aún más decepcionante que la dirección es la actuación de los dos personajes centrales, Gwon Sang Wu en el papel de Hyeonwu y Lee Jeong Hyeon en el rol de Seonyeong. Sobre todo esta última defrauda en gran medida al público, que está acostumbrado a verle desempeñar de una manera elogiable papeles de mucho peso en películas serias de drama y humor negro. Así, la conclusión que llega el espectador después de verle actuar por primera vez en una comedia romántica, es que dicha actriz no está hecha para este género.


Director: Park Yong Jip

Elenco: Lee Jeong Hyeon, Gwon Sang Wu, Lee Jong Hyeok

Género: Comedia romántica

Duración: 112 minutos 

Año de estreno: 2019

Apto para mayores de 15 años

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >