Menú principal Ver contenido

Viaje

Museo Nacional de Corea

#De Ruta por Corea l 2019-12-12

Corea a Diario

© Citymap

El Museo Nacional de Corea es el museo más grande y representativo del país tanto en número de obras exhibidas como en dimensiones. El edificio principal cuenta con seis pisos y fue construido con técnicas arquitectónicas especiales, pero siempre conservando tanto el estilo tradicional coreano como el moderno, para resistir hasta fuertes terremotos y proteger las valiosas reliquias que custodia, en caso de desastre natural o incidentes inesperados. 

Hoy en día, alberga más de 130 mil reliquias históricas en sus salas de exposición permanente y, si contamos las exposiciones temporales y las muestras artísticas que decoran el jardín del museo, y también la zona de exposición al aire libre, el número de obras aumenta mucho más. Un aspecto que destaca de este museo es que ofrece cultura, arte e historia tanto en espacios cerrados como al aire libre, pues está rodeado de espacios verdes, para que los visitantes no solo puedan disfrutar de las exposiciones, sino también tener momentos de relax y tranquilidad. 

Se trata de un espacio bastante amplio, por lo que requiere un día entero para un rápido recorrido, y realmente merece la pena dedicar cuántas horas sean necesarias pues contiene muchas sorpresas históricas. Por tanto, si les gusta la Historia y les interesa conocer más a fondo cómo era Corea en el pasado, mejor repartan la visita en dos veces, así se cansan menos y pueden disfrutar en detalle y al máximo de cada rincón del museo. 


© Citymap

El museo está dividido en dos grandes áreas: una de exposiciones permanentes y otra de muestras especiales. La zona permanente está compuesta por doce galerías temáticas, que se dividen en Prehistoria e Historia Antigua, Historia Moderna y Medieval, Caligrafía, Arte, Escultura y Artesanía, Asia y Galería de donaciones. En tanto, la zona de muestras especiales ofrece diversos eventos artísticos y programas culturales, y cambia regularmente su programa. Tras dar un paseo por el interior del museo, pueden dar una vuelta por los rincones al aire libre, decorados con cascadas, arroyos e incluso un pequeño lago, junto a una variedad de obras como pagodas, esculturas y monumentos de piedra. 

Y si pensaron que el museo es un lugar solo para mayores y aburrido para los pequeños, les diría que es una apreciación difusa, pues el Museo Nacional de Corea también cuenta con el Museo de Niños, para ofrecer a los menores una vívida experiencia cultural e histórica mediante actividades prácticas, tales como vestirse con armaduras o reconstruir un castillo antiguo. Además, se les permite tocar las reliquias, que son réplicas exactas de las obras reales. La exposición se divide en cuatro áreas principales que tienen como temas la vivienda, la agricultura, la música y la guerra. 

Asimismo, en el museo, los visitantes tienen la oportunidad de hacer cerámica tradicional coreana a través de sus programas, tales como jarrones, cuencos y vasos, utilizando métodos antiguos. En tanto, otras actividades que pueden ser de su interés son el teñido tradicional y las clases de artesanía. Para participar, solo deben consultar en los programas en el centro de información del museo. 


¿Cómo llegar? Si bajan en la estación Ichon de la línea 4 del metro, verán un paso subterráneo que les guiará hasta la entrada principal del museo. El acceso es gratuito y abre todos los días, de lunes a domingo, con algunas excepciones que pueden consultar en su página web.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >