Menú principal Ver contenido

Viaje

¡A patinar en Seúl!

#De Ruta por Corea l 2020-01-02

Corea a Diario

© YONHAP News

La capital de Corea del Sur, Seúl, es un lugar perfecto para pasar un invierno con mucha diversión. Una de las mejores experiencias que puede ofrecer esta ciudad, en especial para aquellos que llegan del hemisferio sur con poco o nada de nieve, es disfrutar de este gélido invierno con temperaturas bajo cero y copos blancos. Obviamente, soportar el viento helado no es fácil. Pero con un poco de movimiento pueden pasar un día fabuloso de invierno sin mucho frío. Una actividad recomendable es el patinaje sobre el hielo. 

La temperatura de Seúl se mantiene normalmente bajo cero día y noche entre diciembre y febrero, y no es raro ver los pisos congelados y resbaladizos. Por tanto, también hay numerosas pistas de hielo, ya sea entre los rascacielos o dentro de un parque, rodeado de abundante vegetación. No solo hay variedad de entornos diferentes según los estilos sino también el precio, desde los más económicos –operados por el municipio o distrito- hasta los más lujosos y costosos, como en los hoteles más prestigiosos del país. Así que pueden elegir su destino según la conveniencia de precio y la ubicación.

Si quieren pasar un buen rato en familia o entre amigos, no hay otro sitio mejor que la pista ubicada frente al Ayuntamiento. La instalación opera desde diciembre hasta 9 de febrero a partir de las diez de la mañana hasta las nueve y media de la noche entre domingo y jueves, y hasta las once de la noche los viernes y sábados. Una hora en la pista cuesta tan solo mil wones, poco menos de un dólar, con alquiler de patines incluido. Además, en esta temporada se ha instalado una pista de curling, así que si les interesa, no se pierdan esta oportunidad de experimentar este divertido deporte invernal. 


Otro destino donde pueden practicar patinaje sobre hielo es la pista del Parque Olímpico, que también estará abierta durante todo el invierno. Una peculiaridad que la hace especial es su ubicación en medio de la naturaleza, por lo que es posible disfrutar tanto del patinaje como del ambiente verde. La entrada cuesta  3.000 wones la hora, incluido el alquiler, y también pueden recibir clases de patinaje a un precio muy razonable. El lugar está abierto todos los días desde las nueve de la mañana hasta las ocho de la noche. 

Para las personas que deseen algo más lujoso, romántico y especial, les recomendamos dirigirse al Hotel Grand Hyatt donde, además de la pista, se destaca por sus vistas panorámicas del río Han y toda la ciudad, al ubicarse en el camino hacia el monte Namsan, el pico más alto de Seúl. La pista está abierta desde las diez de la mañana hasta las nueve de la noche los fines de semana, y entre semana abre al mediodía. El precio es más costoso que las anteriores, ya que dos horas cuestan unos 30.000 wones, y el alquiler de los patines se debe pagar por separado y sale por otros 20.000 wones. Pero si lo que desean es una buena dosis de romanticismo, no se arrepentirán, pues los bellos alumbrados y la alegre música que llenan la pista, crean un ambiente de ensueño, que simplemente enamora. 

Estos son los principales destinos para disfrutar de un rato al aire libre en Seúl, pero con mucha diversión y saliendo de la rutina. Lo destacable es que no solo pueden practicar el patinaje sobre hielo sino que también pueden sentir el paisaje invernal.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >