Lee Eui Gyeong, un novelista coreano que tocó el corazón alemán

2013-10-24

Escritor coreano Mirok Li descansa en paz en Alemania



Hay una lápida especial en Gräfelfinger, el cementerio de Múnich, Alemania. La inscripción al frente de la lápida está grabada en alemán; mientras que la parte posterior está escrita en coreano. La lápida corresponde a un escritor de origen coreano llamado Lee Mi Reuk, también conocido como Mirok Li en Alemania.

Mirok Li atrajo la atención de la comunidad literaria alemana en 1946 con su novela titulada . La novela autobiográfica de Li, escrita durante diez años a partir de mediados de la década de 1930, se convirtió en una sensación en los círculos literarios locales. Fue seleccionada como la mejor novela escrita en alemán, y pronto fue traducido y publicado en inglés y coreano.

Aparentemente, el autor gozaba de gran popularidad. Una mujer alemana incluso dejó escrito en su testamento que deseaba ser enterrada junto a Dr. Mirok Li. Además, los libros de texto alemanes incluyen un extracto de su novela .

Mirok Li ha sido el único novelista de origen coreano que escribía en alemán. Nació en 1899 en Haeju, provincia de Hwanghae, en la actual Corea del Norte. Pero, ¿por qué murió en la ciudad alemana de Múnich este prominente escritor?

Mirok Li abandona Corea después de implicarse en el Movimiento de Independencia



El nombre real de Mirok Li es Lee Eui Gyeong. Su seudónimo "Mireuk" era el nombre por el que su madre le llamaba cuando era niño.

Nacido en una familia acomodada en Haeju, Lee Eui Gyeong participó activamente en el Movimiento de Independencia del 1 de marzo de 1919, contra el dominio colonial japonés. En aquél entonces, era un estudiante en la Escuela de Medicina Kyeongseong en Seúl. Distribuía volantes anti-Japón y conducía movimientos estudiantiles. Pero era perseguido por la policía japonesa por sus actividades independentistas y decidió solicitar asilo. Cruzó el río Yalu y se fue a Shanghái, en China, para ayudar al Gobierno Provisional de la República de Corea, antes de partir hacia Alemania.

Lee comenzó su vida en el país europeo en 1920. Retomó sus estudios de medicina en la Universidad de Würzburg desde marzo de 1921 pero tuvo que abandonar temporalmente los estudios debido a problemas de salud. Más tarde en 1923, ingresó en la Universidad de Heidelberg para especializarse en zoología, y desde 1925, estudió filosofía en la Universidad de Múnich. Recibió su doctorado en esta última institución en 1928.

Una historia reconfortante toca los devastados corazones del pueblo alemán



Lee comenzó su actividad literaria con la publicación de un libro titulado en la revista literaria "Dame" en enero de 1931. La mayoría de sus obras están teñidas de nacionalismo; junto a la cultura, la tradición y las costumbres orientales en el contexto social coreano.
Su novela se publicó en alemán en 1946, que se convirtió en un éxito de ventas. Los periódicos publicaron unas 100 reseñas sobre el libro, que terminó siendo seleccionado como “Mejor Libro del Año” escrito en alemán. Su primera edición se agotó, y el nombre de "Mirok Li" sacudió la comunidad literaria alemana.

El libro fue publicado después de que la época de Hitler llegara a su fin tras la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial. En aquellos momentos en que los alemanes estaban desesperados y entre ruinas, las frases cálidas, humildes y sencillas de Mirok Li fueron un gran consuelo para sus corazones.

Incluso hoy en día los alemanes elogian sus obras, calificándolas como “la realización de un milagro azul que inspiraba los deseos de purificar el alma y restaurar los ideales”. No en vano, recuerdan al escritor como un hombre puramente libre que intentaba abrazar todo lo espiritual, precisamente porque los alemanes encontraron un gran consuelo en sus novelas.

Además de , Lee Eui Gyeong dejó muchas otras obras literarias, entre ellos < Hombre de Buen Carácter>, y .

El Coreano que jamás pudo volver a casa



Aparte de sus actividades literarias, Lee impartía clases de filosofía asiática y de literatura coreana en la Universidad de Múnich, para dedicarse a la formación de estudiosos de Asia Oriental en Alemania. Asimismo, hizo una gran contribución a la promoción de la cultura coreana en dicho país.

Así, la brillante inteligencia y el talento literario de Lee Eui Gyeong florecieron en una tierra desconocida. Pero lamentablemente, él nunca logró volver a casa. Murió de cáncer de estómago en Alemania, tres meses antes del estallido de la Guerra de Corea en 1950.

Unos diez años después de su muerte, sus obras fueron traducidas al coreano para llegar a los lectores en su país natal.

  • Top
  • Print
  • Twitter
  • Facebook
prev  prev  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 next