Menú principal Ver contenido
Go Top

Economía

Escenario post-pandemia de Corea ante disputa EEUU-China

#Economía Hoy l 2021-03-15

Economía Hoy

ⓒ Getty Images Bank

El Congreso de Estados Unidos aprobó un plan de estímulo de 1,9 billones de dólares impulsado por Joe Biden, mientras que China celebró este mes de marzo su evento político más importante, conocido como las “dos sesiones”, donde fijan el rumbo de desarrollo del gigante asiático. Esas “dos sesiones” son las reuniones anuales de la Asamblea Popular Nacional y de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, siendo el primero el principal órgano legislativo de China y el segundo el máximo organismo asesor en materia política. En el informe de logros gubernamentales el primer ministro chino, Li Keqiang, resaltó que el objetivo de crecimiento del PIB para 2021 será de al menos 6%, dando prioridad a la sostenibilidad y la estabilidad. Además, pronostican que la relación entre el déficit presupuestario y el PIB será del 3,2% en 2021, frente al 3,6% registrado en 2020, para intentar controlar de manera estable la recuperación económica. En el marco del XIV plan quinquenal de China, con miras a 2035, las autoridades chinas anunciaron que aumentarán la inversión en investigación y desarrollo más del 7% anual para lograr más autosuficiencia.


Por su parte, Estados Unidos ha estado presionando a sus aliados extranjeros para retirar a China de la cadena de suministro global de las industrias de futuro, mientras que la segunda potencia intenta frustrar el plan de Washington mediante los progresos en ciencia y tecnología y su creciente influencia a nivel mundial. Washington aprobó este mes un plan de estímulo para dar un empujón a su economía. Los analistas de Goldman Sachs pronostican que el desempleo bajará al 4,5% y revisaron al alza sus perspectivas de crecimiento para el país, que situaron en un 6,6% para 2021, gracias al plan de estímulos. Varios informes estiman que el paquete de rescate promoverá el consumo y reactivará la economía, algo que sin duda es una buena noticia para Corea, pues se traducirá en un aumento de las exportaciones con destino a Estados Unidos. Las tensiones entre Washington y Beijing mantienen a Seúl entre la espada y la pared, pues no formar parte de la nueva coalición liderada por Estados Unidos podría lastrar la alianza bilateral, quedarse al margen de las negociaciones nucleares con Corea del Norte y enfrentar restricciones comerciales. En caso contrario, si decide secundar a Estados Unidos, China podría restringir las exportaciones de tierras raras hacia Corea y también adoptar represalias similares a cuando Seúl desplegó el sistema antimisiles THAAD en territorio surcoreano en 2017.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >