Menú principal Ver contenido
Go Top

Destacados

Inestabilidad en el mercado financiero

#Destacados l 2022-06-18

Noticias

ⓒYONHAP News

Esta semana el Ministerio de Estrategia y Finanzas convocó una reunión de emergencia del equipo gubernamental sobre medidas económicas, al aumentar la inestabilidad en el mercado financiero por la inflación a nivel mundial, la línea restrictiva de la política monetaria estadounidense y el riesgo de una depresión económica en Corea del Sur. Considerando estos motivos de inquietud, las autoridades advirtieron que la volatilidad puede aumentar en el mercado financiero y cambiario, y decidieron ampliar de dos a tres billones de wones el programa de amortización anticipada de bonos. El Banco de Corea, por su parte, adelantó que mantendrá un sistema de vigilancia permanente sobre el mercado y sobre las agencias o empresas financieras, en colaboración con entidades relacionadas como la Comisión de Servicios Financieros y el Servicio de Supervisión Financiera. 

Los malos augurios económicos no solo se perciben a nivel nacional, sino en todo el mundo. En este contexto, es importante observar y analizar los principales indicadores para obtener una idea general de cómo está la situación en Corea. Primero, repasamos los precios al consumidor, que subieron en mayo un 5,4% respecto al año anterior, registrando el mayor incremento en trece años y nueve meses, mientras se estima que en junio y julio aumentarán hasta un 6%. Segundo, destaca el “triple retroceso” de abril, al bajar tanto el consumo como la producción y las inversiones. Además, en ese mismo mes la balanza por cuenta corriente registró déficit por primera vez en 24 meses, con un descubierto de 80 millones de dólares. Factor que, sumado al del balance fiscal consolidado, que se estima se mantendrá por cuarto año consecutivo debido a las fuertes medidas de reactivación económica impulsadas para superar la pandemia, agrava los pronósticos de un “déficit gemelo”. 

Para colmo, el pánico cundió en la Bolsa surcoreana y en el mercado de divisas por el impacto de la inflación en Estados Unidos, que marca el mayor nivel en décadas, resultando en una fuga de capital extranjero, una caída en picado de los principales índices bursátiles y una abrupta devaluación del won. Concretamente, el KOSPI perdió el suelo de los 2.500 puntos durante esta semana, considerado como el límite mínimo en que los inversores logran mantener la confianza, mientras que el tipo de cambio superó los 1.290 wones por dólar.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >