Menú principal Ver contenido
Go Top

Destacados

Retroceso en producción, consumo e inversiones

#Destacados l 2022-09-03

Noticias

ⓒYONHAP News

En julio retrocedieron tanto la producción como el consumo y las inversiones, registrando la economía nacional el llamado “triple descenso” por primera vez en tres meses, desde abril de 2022. En particular, las ventas al por menor, consideradas el indicador más inmediato del consumo doméstico y de la psicología del consumidor, disminuyeron por primera vez desde 1995 durante cinco meses consecutivos, una señal alarmante que refleja la creciente incertidumbre en el mercado.

Según los datos avanzados por la Oficina Nacional de Estadística esta semana, en julio el índice de producción industrial marcó 117,9 puntos, un 0,1% menos que el mes anterior. Esta reducción llega tras dos meses de mejora – con un 0,7% en mayo y un 0,8% en junio- principalmente al contraerse la producción en el sector minero-industrial y el de chips. En general, el descenso se atribuye a una caída de la demanda, mientras se estanca la compra de semiconductores por parte de China. En este contexto, también bajaron en gran medida la producción de maquinaria y de equipos de transporte, aunque por otra parte la producción automotriz aumentó un 1,1%.

El índice de ventas al por menor, en tanto, cayó un 0,3% intermensual, hasta 117,9 puntos, manteniéndose a la baja por quinto mes consecutivo, y también disminuyeron un 3,2% las inversiones en equipamiento y maquinaria.

Sin embargo, actualmente reina cierta confusión en cuanto a las estadísticas relacionadas con el consumo, pues mientras las ventas al por menor están a la baja, aumenta la producción en el sector servicios. Este contraste resulta paradójico, pues si bien las ventas minoristas han sido consideradas desde siempre como un indicador directo del consumo, ante la mejora que disfrutan los servicios en general, no es posible afirmar que el consumo remita. Es más, datos recientes ilustran que la producción en el sector servicios aumentó un 4,4% en hostelería, un 0,8% en ventas al por mayor, un 7,3% en arte, deporte y ocio, un 0,8% en trasporte y logística, y un 0,3% en salud y bienestar social. En este contexto, la Oficina Nacional de Estadística explica que no es correcto pensar que las ventas minoristas representan la coyuntura de consumo a nivel global, pues en el mercado actual de Corea del Sur el consumo de servicios, con un 56%, ya supera el de los bienes, con un 43%. En otras palabras, los ciudadanos compran menos pero usan más servicios. El ejemplo más evidente es la actitud presente de los consumidores surcoreanos, al comprar menos alimentos e ingredientes de cocina, pero aumentar las comidas fuera de casa.

El análisis del Gobierno al respecto es que esa situación obedece al elevado nivel de incertidumbre en la economía, en un panorama donde pese a un constante ritmo de recuperación, se perciben factores de inquietud como la inflación, la amenaza de una nueva desaceleración económica y la continua subida de los tipos. Así, los expertos afirman que mientras esos factores perduren, no habrá pronósticos optimistas.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >