Menú principal Ver contenido
Go Top

Desactivación de pautas preventivas

#Destacados l 2022-04-23

Noticias

ⓒYONHAP News

El 18 de abril Corea retiró prácticamente todas las pautas preventivas contra el COVID-19 después de casi dos años, salvo uso de mascarillas. Así, ya no existen límites de aforo en reuniones de comida o bodas, ni tampoco restricciones de horario para restaurantes, cafeterías e incluso en instalaciones clasificadas como de alto riesgo, como establecimientos de ocio nocturno, salas de karaoke, saunas y gimnasios. Por su lado, las manifestaciones ya no tienen que respetar el máximo de 299 asistentes, mientras que deja de ser obligatorio obtener autorización previa para organizar espectáculos multitudinarios o certámenes deportivos, lo que indica que es posible organizar conciertos de hasta miles de personas. Además, no es necesario dejar asientos libres entre los espectadores en teatros o presentaciones artístico-culturales, tampoco entre los estudiantes en academias privadas o salas de estudio. Y permitirán comer en cines, instalaciones religiosas o en medios de transporte público a partir del día 25. Durante este tiempo, aquellos a cargo de los negocios deberán establecer pautas concretas de seguridad sobre ventilación y conversación entre usuarios. También desactivaron el límite de aforo en iglesias y centros de índole religiosa, que antes solo permitía un 70% de su capacidad.

Las primeras pautas preventivas contra la pandemia llegaron el 22 de marzo de 2020, empezando por unas restricciones de uso en instalaciones religiosas y establecimientos comerciales. A partir de ahí reforzaron los límites, y aunque hubo un intento parcial de vuelta a la normalidad en noviembre de 2021, volvieron a instaurarlas ante un nuevo repunte de contagios por la variante ómicron, cepa que provocó un aumento explosivo en el ritmo de contagios, que llevó a superar el promedio de casos diarios en más de 400.000 positivos en la tercera semana de marzo de 2022. Sin embargo, tras llegar a tan elevado nivel, los casos diarios de coronavirus empezaron a disminuir paulatinamente hasta algo más de cien mil, entre la semana del 14 y el 20 de abril. 

El Gobierno analiza que, pese a seguir latente la amenaza de la variante ómicron, el peor momento ha pasado. De ahí su determinación de desactivar las pautas preventivas y poner en marcha una nueva hoja de ruta para la vuelta a la normalidad, considerando prioritariamente las pérdidas económicas acumuladas, que afligen sobre todo al micro y pequeño comercio. Por supuesto, aún persisten factores de inquietud, pues no es posible descartar por completo la llegada de nuevas cepas o nuevos repuntes de contagios, al debilitarse los efectos de la vacuna o remitir las defensas naturales de las personas contra el COVID-19.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >