Menú principal Ver contenido

Programas Especiales

8. El terremoto de Pohang deja una lección sobre seguridad

2017-12-31

El terremoto de Pohang deja una lección sobre seguridad





A las 2:29 de la tarde del 15 de noviembre, un terremoto de magnitud 5,4 sacudió la ciudad de Pohang y alrededores, al sureste de la península coreana. Fue el segundo sismo más fuerte en la historia de Corea, después del producido en Gyeongju el 12 de septiembre de 2016, de magnitud 5,8. Sin embargo, al no ser su epicentro muy profundo, el impacto de los temblores fue notable. En caso del terremoto de Pohang, el epicentro se produjo en una profundidad de entre 3 y 7 kilómetros; mientras que en el sismo de Gyeongju estuvo entre 11 y 16 kilómetros.
Así, los temblores se sintieron en todo Corea y las pérdidas materiales quintuplicaron a las del terremoto de Gyeongju, y los daños en infraestructuras públicas y propiedades privadas totalizaron unos 25.700 millones y 29.400 millones de wones, respectivamente.



Afortunadamente, no hubo víctimas mortales, aunque sí una decena de heridos y unos 1.800 damnificados. Pero además, quedó un resquemor de angustia en los ciudadanos sobre la seguridad sísmica, máxime entre los habitantes de Pohang, que no pudieron bajar la guardia por las réplicas.
Así las cosas, el terremoto de Pohang también provocó una situación sin precedentes, al producirse justo la víspera del examen de acceso universitario para el año académico 2018. En aras de garantizar la seguridad de los estudiantes, las autoridades tomaron la difícil decisión de postergar la prueba una semana, siendo la primera vez que dicho examen se pospone, desde su implementación en 1993.
Finalmente, Pohang fue designado como zona especial de desastres y ha podido obtener fondos públicos para las tareas de recuperación. Pero además, el Gobierno impulsó una campaña para alertar sobre los riesgos derivados de terremotos, al tiempo de endurecer los reglamentos sobre diseño antisísmico en construcciones.

Contenidos recomendados