Menú principal Ver contenido

Tregua comercial entre EEUU y China sobre la cuerda floja

#Noticias Plus l 2019-05-13

Noticias

ⓒYONHAP News

La tregua comercial entre Estados Unidos y China camina sobre la cuerda floja, máxime después del anuncio de Washington de imponer aranceles adicionales a las importaciones chinas, hecho que ha generado significativas pérdidas en los mercados bursátiles de todo el mundo. Sin embargo y pese a la incertidumbre que impera ante la guerra comercial que resurge entre el G2, las autoridades de Corea del Sur diagnostican que el impacto directo de esas fricciones en la economía nacional será reducido. Aún así, adelantaron que permanecerán alertas ante la posibilidad de que la volatilidad y la inestabilidad en el mercado aumenten.


Es que si las negociaciones se frustran, pese a la disposición que todavía conservan Estados Unidos y China de seguir negociando a futuro, las repercusiones sí que serían graves para la economía surcoreana, pues Corea depende en gran medida de las exportaciones y los dos principales destinos de sus productos son precisamente el mercado estadounidense y el chino.


En este contexto, preocupa la reciente decisión tomada por el presidente estadounidense de subir del 10% al 25% los aranceles a importaciones procedentes chinas por valor de 200.000 millones de dólares...


El problema es que si esa subida entra en vigor, lo más probable es que las exportaciones chinas al mercado estadounidense bajen y eso provocaría directamente una disminución de las exportaciones de Corea del Sur a China. Esto se debe a que muchas empresas chinas usan bienes intermedios que importan de Corea para fabricar productos finales que luego exportan a Estados Unidos. Además, al disminuir los ingresos por comercio exterior, la economía china podría ralentizarse y a la vez reducir las importaciones de terceros países.


¿Y qué pasaría si China toma represalias contra Estados Unidos?


Entonces el impacto ya no sería solo para Corea o los países que mantienen activos intercambios comerciales con el gigante asiático, sino global. Las previsiones indican que si China aumentara al 25% los aranceles a bienes procedentes de Estados Unidos por valor de 60.000 millones de dólares, como viene amenazando, y la Administración Trump mantiene el aumento de tasas contra los bienes de origen chino, el producto interior bruto de ambos países bajará, en concreto un 0,3% en Estados Unidos y un 0,8% en China para el año 2020. Y eso implicaría un descenso en el PIB mundial del 0,3%.


Pero hay analistas que plantean que puede darse una situación mucho peor, ¿verdad?


El pronóstico más pesimista y perturbador alude al supuesto de que Estados Unidos aplique todas las medidas mencionadas hasta la fecha, en aras de aumentar el proteccionismo comercial. Entonces la subida de aranceles afectaría no solo al 35% de todos los productos chinos, sino también al 25% de todos los coches que entran al mercado estadounidense y al 10% de las importaciones procedentes de Japón y la Unión Europea. Y el PIB mundial podría caer hasta un 1,7%.


Entonces, el impacto sobre la economía surcoreana ya no será tan reducido, ¿no?


La coyuntura es complicada, es cierto. Sin embargo, las autoridades no desean que el pánico cunda en el mercado más de lo necesario, y eso explica que el impacto de la guerra comercial entre Estados Unidos y China en la economía coreana sea por ahora limitado. En cualquier caso, seguirán vigilando la evolución de las negociaciones entre esas potencias, para actuar a tiempo en caso de agravarse la situación, quizá recurriendo al satisfactorio nivel de pasivos frente al exterior que Corea del Sur ostenta actualmente.

Contenidos recomendados