Menú principal Ver contenido
Go Top

Cultura

El ritmo eotmori

#Al son de Corea l 2021-04-28

Al son de Corea

El ritmo eotmori

Los tres elementos básicos que componen la música occidental son la melodía, el ritmo y los acordes, pero la música tradicional coreana o gugak solo cuenta con la melodía y el ritmo. Básicamente el gugak está conformado de patrones rítmicos o jangdan, muchos de los cuales son completamente desconocidos en la música occidental. Uno de ellos se llama “eotmori jangdan” y es un patrón rítmico de diez tiempos. A diferencia de los patrones rítmicos occidentales que tienden a ser regulares, el eotmori es irregular. Se divide en dos compases de cinco tiempos y a su vez cada uno de estos, en compases de dos y tres tiempos. El patrón rítmico resultante es un-dos-tres, un-dos, un-dos-tres, un-dos. Suena cojo e irregular. El Arirang de Gangwondo es la canción folclórica más representativa de este ritmo eotmori jangdan. 

“Arirang de Gangwondo” - Kang Kwon Soon y Kim Deok Su


¿Qué tal? ¿Han podido apreciar el ritmo irregular y cojo del eotmori jangdan? De hecho, no es un patrón rítmico que se use a menudo en la música tradicional. Los más usados en las canciones folclóricas son el “semachi” o el “gutgeori”; mientras que los más típicos del pansori son el “jinyang”, el “jungmori” y el “jajinmori”. Sin embargo, el uso repentino del “eotmori” en el pansori provoca extrañeza en el público y hace que preste atención a la narración. Por esta razón, suele utilizarse cuando hace su aparición un personaje importante. Por ejemplo, en el pansori “La canción de Heungbo” suena el “eotmori jangdan” en la parte que se conoce como “Jungtaryeong” o “Canción del monje”. Nolbo echa a Heungbo de la casa familiar y deja a toda la familia de su hermano menor en la calle. Entonces hace su aparición un monje budista que se ofrece a buscarle un lugar donde vivir, un lugar que le traerá buena fortuna. Algo debía saber el monje de geomancia porque poco después Heungbo le cura la pata a una golondrina que encuentra en ese lugar lastimada. Agradecida, la golondrina le trae una semilla de calabaza mágica que lo hará inmensamente rico. Como la aparición de ese monje marca un importante viraje en la historia de Heungbo, en esa escena se utiliza el “eotmori jangdan”. 

“Jungtaryeong” - Kim Yul Hee y NST & Soul Sauce


El pansori “Sugungga” o “Canción del palacio submarino” también tiene una escena muy conocida con el patrón rítmico “eotmori jangdan”. Cuando la tortuga marina llega a tierra firme en busca del hígado de una liebre para curar la enfermedad del rey dragón del mar, asiste por casualidad a un gran reunión de animales del monte. Al ver a tantos animales juntos, piensa que allí podrá encontrar a una liebre y la llama con un título honorífico. Sin embargo, se pone tan nervioso que pronuncia tigre sin querer, el cual se acerca a la tortuga a grandes zancadas. Imaginen el miedo que debió sentir la tortuga al ver aproximarse al feroz felino. Ese terror se expresa en el pansori con el ritmo “eotmori jangdan”. El grupo Leenalchi hizo una interpretación moderna de ese pasaje que se ha vuelto muy popular. Sin embargo, esta versión no conserva el ritmo “eotmori jangdan” sino que utiliza un ritmo de cuatro por cuatro, haciéndolo más asequible al público moderno. Tal vez eso explica por qué la canción es tan popular en estos días entre los jóvenes y los extranjeros. 

“Viene el tigre” - Leenalchi

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >