Menú principal Ver contenido
Go Top

Cultura

Los hermanos Heungbu y Nolbu

#Había una vez en Corea l 2021-06-29

Había una vez en Corea

ⓒ YEOWON MEDIA HANKOOK GARDNER CO. LTD

Hace mucho pero mucho tiempo, vivían dos hermanos. El mayor se llamaba Nolbu y el menor Heungbu.


Cuando sus padres fallecieron, Nolbu se quedó con toda la herencia y echó a Heungbu y a su mujer e hijos de la casa familiar.


ⓒ YEOWON MEDIA HANKOOK GARDNER CO. LTD

Sin poder soportar más el frío y que sus hijos lloraran de hambre, Heungbu fue a la casa de su hermano para mendigar un poco de comida.


-Cuñada querida, por favor dame un poco de arroz.

-¿Qué? ¿Quieres arroz? ¡Toma!


La mujer de Nolbu le cruzó la cara con la espátula de madera que usaba para servir el arroz.


ⓒ YEOWON MEDIA HANKOOK GARDNER CO. LTD

Llegó por fin la primavera. Unas golondrinas hicieron un nido debajo del alero de la casa de Heungbu.


Un día una enorme culebra se deslizó hacia el nido.


-¡Maldita serpiente! ¡Vete de aquí!

-Oh, mira, uno de los pichoncitos se ha caído del nido.


Heungbu le ató la patita rota con un hilo. 

Pasaron los días y el pichoncito herido creció lo suficiente como para volar solo.


ⓒ YEOWON MEDIA HANKOOK GARDNER CO. LTD

En la primavera del año siguiente, volvieron las golondrinas y el pichoncito ya adulto les trajo una semilla de calabaza.


Heungbu y su mujer sembraron la semilla. Pronto creció la planta, que dio muchas hojas y enormes calabazas.


-Abramos una para hacer gachas.


De las calabazamos salieron arcones llenos de dinero y sacos llenos de granos de arroz. Heungbu se volvió increíblemente rico.


ⓒ YEOWON MEDIA HANKOOK GARDNER CO. LTD

Al enterarse de cómo su hermano menor se había hecho rico, el codicioso e impaciente de Nolbu le rompió la pata a una golondrina sana y luego se la ató con un hilo.


En la primavera siguiente, Nolbu y su mujer sembraron la semilla que les trajo la golondrina y pronto la planta se llenó de calabazas. 


¿Qué creen que encontraron dentro cuando las abrieron?


ⓒ YEOWON MEDIA HANKOOK GARDNER CO. LTD

Las bandas de ladrones y policías que salieron de las calabazas destrozaron la casa de Nolbu y pegaron a la pareja con palos.


-¡Esto les pasa por echar y molestar a Heungbu y a su familia!

-¡Perdón! ¡Lo sentimos mucho!


Sin lugar para dormir ni nada que comer, Nolbu y su mujer se dirigieron a la casa de Heungbu, quien los recibió con los brazos abiertos. Los dos hermanos vivieron felices con las golondrinas que volvieron todos los años.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >