Menú principal Ver contenido
Go Top

Destacados

Coches eléctricos: nueva polémica entre Corea y EEUU

#Destacados l 2022-09-10

Noticias

ⓒYONHAP News 

Los coches eléctricos son un nuevo motivo de polémica a nivel internacional. En concreto, el problema son los créditos que Washington otorgará solo a aquellos vehículos ensamblados en Estados Unidos, usando materiales o respuestos estadounidenses hasta un nivel predeterminado en virtud de la Ley de Reducción de la Inflación que el presidente Joe Biden firmó en agosto. La controversia está en que esos incentivos, que tienen como excusa la alta tasa de inflación del país norteamericano y el cambio climático, excluyen a automóviles producidos fuera del territorio estadounidense, y por tanto muchos los consideran una medida proteccionista. 

Entre los vehículos que han quedado al margen se incluyen obviamente modelos de automotrices surcoreanas, como Ioniq 5 de Hyundai y EV6 de Kia, actualmente en venta en Estados Unidos – y que por cierto disfrutan de gran popularidad entre los consumidores- pues en su totalidad se fabrican en Corea del Sur y luego se exportan a ese mercado. 

Entrando en detalle, la Ley de Reducción de la Inflación fija una deducción máxima de 4.000 dólares para coches eléctricos de segunda mano y de 7.500 dólares para vehículos nuevos, con la condición de haber sido ensamblados en Norteamérica. A esos descuentos se sumará desde enero de 2023 un requisito adicional: los automóviles deberán usar baterías producidas en Estados Unidos, así como un porcentaje mínimo - preestablecido por el Gobierno estadounidense- de minerales de origen estadounidense. Se anticipa que las marcas de coches surcoreanas se verán desfavorecidas pues, al producir en Corea, no podrán disfrutar de esas deducciones tributarias y sus coches perderán competitividad de precio en el mercado norteamericano. 

Y a un nivel más amplio, es posible predecir que esa medida de Washington repercutirá en las iniciativas que impulsa para reestablecer el orden en la red global de suministros y reforzar la cooperación económica regional, como la llamada “alianza Chip 4” o el Marco Económico del Indo-Pacífico, medida preocupante para Corea y otras naciones que de un modo u otro están vinculadas. 

En este contexto se entienden los esfuerzos de Seúl para negociar la administración de Biden sobre los créditos a coches eléctricos con, o también para unirse a otros países, como Japón o Europa, que están en la misma posición que Corea del Sur. ¿Surtirán efecto esos esfuerzos? La verdad, a estas alturas es difícil responder a esa pregunta, y menos tener un pronóstico completamente optimista, considerando las circunstancias. Por el momento parece firme la voluntad de Biden de reactivar la manufactura en Estados Unidos y lograr que su Ley de Reducción de la Inflación dé resultado, máxime de cara a las elecciones al Congreso de noviembre.


Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >