Menú principal Ver contenido

Programas Especiales

5. Corea busca aumentar la transparencia social con la Ley Antisoborno

2016-12-29

Corea busca aumentar la transparencia social con la Ley Antisoborno





La Ley Antisoborno -más conocida como Ley Kim Young Ran, en honor a su impulsora, una magistrada de la Corte Suprema- entró en vigor el 28 de septiembre, con el objetivo de erradicar la corrupción en el funcionariado, medios de comunicación y sector académico. En primera instancia, dicha norma pretende eliminar de raíz todo trato o negociación irregular, prohibiendo las peticiones ilegales sobre trámites en entidades estatales e instituciones académicas -ya sean públicas o privadas-, así como la entrega o aceptación de sobornos, aunque no sean intencionados ni busquen favores a cambio. A su tenor, si aquellos bajo su ámbito reciben u ofrecen regalos, servicios, dinero e incluso invitaciones a comer que superen una determinada cifra, podrán ser sancionados por ley.



La norma en cuestión fue propuesta oficialmente en 2011 pero el proyecto fue presentado ante la Asamblea en agosto de 2012. No obstante, su aprobación parlamentaria tuvo que recorrer un largo camino, ante el pobre apoyo político recibido. Posteriormente, en agosto de 2013, el Gobierno presentó una nueva enmienda al texto que, tras varias modificaciones, finalmente obtuvo el sellado de la Asamblea Nacional en marzo de 2015. Pese a todo, no entró en vigor inmediatamente, ante la duda de que dicha ley pudiera infringir la Carta Magna; pero después de que la Corte Constitucional se pronunciara a favor en julio de 2016, finalmente entró en vigor unos meses más tarde. Entrado a fondo sobre los límites legales establecidos, bien sean como gestos de cortesía o bien por relaciones interpersonales, los regalos a terceros no podrán superar los 50.000 wones, mientras que las comidas y la entrega de dinero por fallecimientos, bodas o natalicios, no podrán superar 30.000 ni 100.000 wones, respectivamente.



Contrariamente a las expectativas sobre la efectividad que pudiera suponer su implementación, la ley en cuestión dejó importantes cambios en la sociedad coreana. Se redujeron notablemente las cenas de trabajo fuera del horario laboral y los funcionarios, en caso de almuerzos o cenas de compromiso, buscan restaurantes más económicos. Pero por otro lado, dicha ley ha derivado en una significativa contracción del consumo, en especial en los restaurantes ubicados en zonas empresariales, así como han disminuido las ventas de regalos para festividades nacionales como Chuseok o Año Nuevo Lunar.


Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >